La Delegación de Infraestructuras y Obras sigue realizando mejoras en todos los acerados del municipio. Así, se están llevando a cabo una serie de obras en calles de Guadiaro y Pueblo Nuevo de Guadiaro que soportan mucho tránsito de personas a diario y que por lo tanto necesitaban de una mejora estructural.

Por un lado, la reposición de la escalinata que une la calle San Miguel con la calle Esmeralda, en Guadiaro, donde también se han llevado a cabo mejoras para la evacuación de aguas pluviales.

En cuanto al acerado de una explanada en calle Altamira, en Pueblo Nuevo, comentó Óscar Ledesma, delegado del Valle del Guadiaro, que “es un sitio muy transitado, ya que las madres y padres de los niños pasan por aquí para dirigirse a diario al colegio, y debido a la pendiente que tenía la antigua losa estaba un poco resbaladizo. Así que se opté por la opción del cambio”. “Desde la delegación vamos mejorando poco a poco, porque reconozco que son muchos aquellos acerados del municipio pendientes de arreglo”, aclaró el concejal.