En el nuevo Hospital Comarcal, en La Línea, comenzaron con el montaje del que será su laboratorio, un servicio que incorporará moderna tecnología para dar respuesta a toda la demanda analítica procedente de los centros de atención primaria del Campo de Gibraltar y del propio hospital (hospitalización, hospital de día, consultas externas y urgencias).

El laboratorio contará con una plataforma totalmente robotizada que permitirá la completa automatización de los procesos preanalíticos, analíticos y postanalíticos. Esta innovadora solución permitirá realizar de manera automática los procesos de identificación, centrifugación, destaponado, alicuotación, etiquetado, sellado y archivo de muestras sin intervención manual, así como la clasificación de aquellas muestras que deban procesarse en otras áreas del laboratorio no incorporadas a la plataforma.

Así, este sistema robótico permite controlar las muestras en todo momento mediante la identificación individual de los tubos con tecnología de radiofrecuencia, asegurando la trazabilidad completa de los mismos y su localización en todo momento, eliminando así posibles riesgos de confusión o pérdida de tubos.

La plataforma se completará con una línea de analizadores de última generación, la primera de su tipo que se monta en España, que permitirá al hospital linense ofrecer la más alta calidad asistencial, fiabilidad, seguridad y rápida capacidad de resolución, a la vez que incorpora funcionalidades únicas que facilitarán el trabajo diario de los profesionales del laboratorio.  La nueva línea de analizadores, de reducidas dimensiones, ofrece la más alta productividad del mercado por espacio ocupado, cuenta con una tecnología que permite reducir significativamente las repeticiones de análisis, simplifica e incrementa la capacidad de carga de muestras, reactivos y consumibles, dispone de varios niveles de priorización de muestras urgentes para mayor rapidez en la obtención de resultados, es flexible y escalable para adaptarse a la evolución del laboratorio, y su diseño de prueba-error impide que se produzcan algunos de los errores más comunes en los laboratorios.

El laboratorio pondrá en marcha asimismo un novedoso sistema de gestión de muestras procedentes de los puntos de extracción con tecnología de radiofrecuencia, que permitirá disponer de una trazabilidad completa, ya no sólo dentro del propio laboratorio, sino desde el momento en que se realiza la extracción en cualquier centro. Dicho sistema contribuirá a acelerar los procesos preanalíticos a la llegada de las muestras al laboratorio, pues las muestras ya vendrán registradas y listas para ser introducidas en la cadena robotizada.