• El ganador en 2022, colíder (-9) en el Estrella Damm N.A. Andalucía Masters 

Adrián Otaegui daun paso más hacia su gran objetivo de esta semana: defender el título del Estrella Damm N.A. Andalucía Masters, este año en el Real Club de Golf Sotogrande. Con una vuelta de 69 golpes (-3) empata en cabeza con el sudafricano Louis de Jager y el francés de origen coreano Jeong Wean Ko (-9).

El jugador vasco tiraba de paciencia para completar una vuelta en la que, pese al excelente nivel de juego, los birdies se resistían. Comenzó firmando uno en el primer hoyo, pero tuvo que esperar hasta el 16 y 17 para restar más golpes al campo. Entre ellos, un derroche de solidez y mucha calma hasta obtener su recompensa en los últimos hoyos de la vuelta.

Otaegui confirmaba las buenas sensaciones al entregar su tarjeta.

“Me he sentido muy cómodo, he jugado muy bien de tee a green, me he ido dejando muchas oportunidades de birdie y he tirado buenos putts”. Al igual que en la primera jornada, el jugador vasco, no cometía errores y completaba su vuelta sin bogeys. “Hoy era fácil hacer bogeys, había varios hoyos en la primera vuelta en los que la bandera estaba en el lado en el que venía el viento con lo cual era fácil dejarte un putt un poco largo y si eras goloso, te podías meter en problemas”.

La paciencia ha sido su gran aliada para mantenerse fiel a su estrategia, una actitud que “como todo, se trabaja”, explicaba. “He conseguido mantener la paciencia hablándome en positivo y estando en el presente. Al margen de los putts del 16 y 17, ha sido un buen día de golf”. Está claro que Adrián Otaegui mantiene su romance con Sotogrande. “El campo nos encanta a todos los jugadores, no he escuchado ni medio comentario negativo, está todo el mundo enamorado. Me encanta el campo y me gusta mucho toda la zona”.

De cara al fin de semana, Otaegui quiere ir paso a paso, sin pensar demasiado en la victoria del año pasado. “Hay que centrarse en el presente, ir hoyo a hoyo todo el fin de semana, hay que estar en el presente”.

El corte de los 65 primeros clasificados y empatados ha quedado en -1. Entre ellos se encuentran Nacho Elvira (-4), Rafa Cabrera Bello (-3), Adri Arnaus (-2), Jorge Campillo (-2) y Alfredo García Heredia (-1).

Otaegui, EDAM 2023

Otaegui, EDAM 2023

Entre los jugadores internacionales de los que podrán disfrutar los aficionados que se acerquen al Real Club de Golf Sotogrande esta semana o sigan el torneo por televisión está la práctica totalidad de sus primeros espadas, como los estadounidenses Wyndham Clark (-2) y Matt Kuchar (-1), el neozelandés Ryan Fox (-2), el escocés Robert MacIntyre (-2), el italiano Francesco Molinari (-1), y el danés Thomas Björn (-1).

DENTRO DE LAS CUERDAS
Mike Lorenzo-Vera, un apasionado de España que vive al límite

El protagonista del segundo día, con permiso de Adrián Otaegui, era Mike Lorenzo-Vera, que lograba la mejor vuelta del día, 65 golpes, y en el momento oportuno. El francés llegaba al Real Club de Golf Sotogrande en el puesto 111 de la Race to Dubai, y son 116 los que logran mantener la tarjeta de cara a 2024.

“Jugar con la presión de la tarjeta es horrible. Sabía que tenía que hacer muchos birdies para pasar el corte y asegurar la tarjeta, y ha salido un buen día, ¡pero qué tensión”.

Lorenzo-Vera conseguía su gran objetivo, y ahora se centra en otro que todavía se le resiste: la victoria. Pese a no haber ganado nunca en el DP World Tour, no hay que descartarle porque está jugando bien y en un lugar que le encanta.

“Soy un apasionado de España, soy feliz aquí, aunque a mi preparador físico no le guste que yo me pierda en la cervecita o el jamón, pero me encanta estar aquí. Además los campos son técnicos, y eso me beneficia,” explicaba al terminar una gran segunda vuelta con la que se sitúa en quinta posición de cara al fin de semana.

Thomas Bjorn y Alfredo García Heredia, objetivos distintos pero la misma garra
Dicen que “nunca hay que subestimar el poder de un campeón” y, en esta segunda jornada, dos jugadores daban buenas muestras de su garra y de no rendirse, aunque con objetivos y presiones diferentes. El excapitán del equipo europeo de la Ryder Cup, Thomas Bjorn, era capaz de hacer birdie en sus tres últimos hoyos para ser el último jugador en pasar el corte de -1, y demostrar que, a pesar de tener 52 años, nunca se rinde.

“Este iba a ser mi último torneo con la exención y en los hoyos finales solo pensaba que estos 28 años en el Tour podían llegar a su fin”, explicaba el danés.

“Todavía disfruto. He jugado con dos chicos cuyas edades sumadas son inferiores a mis años, y cuenta una gran historia. Disfruto estar con estos jóvenes, pero todo llega a su fin. Aunque todavía jugaré algunos torneos aquí y allá, no jugaré el calendario completo en el futuro. Son demasiado buenos”.

“He jugado más de 600 torneos en mi carrera en el Tour y he ganado 15 veces, así que es una gran decepción decir adiós. Ha habido muchos momentos a lo largo de los años en los he sido duro conmigo mismo. Hoy me lo tomo con una gran sonrisa y espero con muchas ganas el fin de semana”, remataba Björn.

Otro ejemplo de lucha hasta el final era el de Alfredo García Heredia, jugador que en estos momentos ocupa el puesto 116 de la Race to Dubai, justo el límite de los que tienen tarjeta para 2024. Su situación era muy complicada a falta de nueve hoyos, tras una fatal racha de triple bogey en el 7 y bogey en el 9. Lograba reponerse y sacar adelante tres birdies seguidos en 10-11-12, seguidos de seis pares vitales para superar el corte al límite y darse la opción de sumar más puntos en este penúltimo torneo de la temporada regular.