• ¿Sufro de Parkinson? — Diagnóstico de la enfermedad de Parkinson en Marbella

Si tiene dificultades para abrocharse los botones o su olfato ya no es lo que era, existe la posibilidad de que sufra de Parkinson. Si cree que podría necesitar un diagnóstico que lo confirme, lea primero este artículo.

¿Qué es el Parkinson?

La enfermedad de Parkinson puede afectar al sistema nervioso y a los movimientos. Los síntomas comienzan en ocasiones como un temblor en la mano que apenas es perceptible. Aunque los temblores son bastante comunes, este trastorno del sistema nervioso puede provocar que sus movimientos se vuelvan lentos o causarle rigidez corporal.

Cuando un paciente se encuentra en las primeras fases, puede darse el caso de que apenas pueda modificar su expresión facial. Al caminar, es posible que los brazos ya no se le muevan y que presente dificultades para hablar o lo haga a poco volumen. Los síntomas empeoran gradualmente con el tiempo, por eso es importante diagnosticar la enfermedad de Parkinson en Marbella lo antes posible.

Aunque este trastorno no tiene cura, existen medicamentos que pueden mejorar los síntomas considerablemente. Es posible que su médico le sugiera que se someta a una intervención quirúrgica para regular ciertas zonas del cerebro y mejorar algunos de los síntomas, si no todos.

En ocasiones, el médico podrá sugerir una operación para controlar determinadas regiones del cerebro y mejorar los síntomas.

Los síntomas de la enfermedad de Parkinson

Las señales y síntomas de la enfermedad de Parkinson pueden variar de una persona a otra. Algunas de las primeras señales pueden ser leves y pasar desapercibidas. Los síntomas pueden comenzar en un solo lado del cuerpo. Por lo general, pueden empeorar en ese lado concreto del cuerpo, incluso después de que los síntomas hayan empezado a afectar a ambos lados.

Entre las señales y síntomas del Parkinson se pueden incluir:

  • Cambios en el habla: es posible que comience a hablar de forma más suave, rápida o arrastrada. Puede que incluso dude antes de hablar. También puede que su discurso presente menos inflexiones y sea más monótono.
  • Deterioro de la postura y del equilibrio: puede que adopte una postura encorvada o que tenga problemas de equilibrio como consecuencia del Parkinson.
  • Pérdida de movimientos automáticos: es posible que ya no pueda realizar ciertos movimientos inconscientes igual que antes. Entre estos movimientos pueden incluirse sonreír o parpadear.
  • Músculos rígidos: puede que los músculos del cuerpo se le agarroten y que el rango de movimientos se vea limitado.
  • Lentitud de movimientos: puede que con el tiempo sus movimientos se vuelvan más lentos. Esto puede ocasionar que incluso las tareas más sencillas resulten complicadas y requieran mucho tiempo. Es posible que dé pasos más cortos al andar y que le cueste levantarse de una silla.
  • Temblores: puede padecer temblores o sacudidas que comiencen en la mano o los dedos. También puede que comience a frotarse el pulgar y el índice. Puede que incluso le tiemble la mano cuando esté en reposo.
  • Cambios en la escritura: puede que le cueste escribir y que comience a escribir con letra más pequeña.

Diagnóstico de la enfermedad de Parkinson en Marbella

Marbella, póngase en contacto con el departamento de neurología de Helicópteros Sanitarios. Sus integrantes examinarán su historial médico y comprobarán las señales y síntomas que presenta. Además, un médico le realizará un examen neurológico y físico.

El médico también puede sugerir una tomografía computerizada de emisión monofónica específica (SPECT, por sus siglas en inglés). Esta exploración se conoce también como escáner del transportador de dopamina (DAT, por sus siglas en inglés) y sirve para confirmar el diagnóstico. Sin embargo, en última instancia son los síntomas y el examen neurológico los que pueden conducir a un diagnóstico correcto.

El médico puede pedir algunos análisis de sangre para descartar otras afecciones que puedan estar causando los síntomas.

Obtener un diagnóstico de la enfermedad de Parkinson puede llevar cierto tiempo. Eso significa que el médico puede indicarle que necesitará citas de seguimiento con neurólogos para que puedan evaluar su estado y sus síntomas a lo largo del tiempo.

Do I have Parkinson’s Disease? — Diagnosis for Parkinson’s Disease in Marbella

If you have difficulty doing up buttons or your sense of smell isn’t what it used to be, there is a chance you might have Parkinson’s disease. If you think you might need a diagnosis for Parkinson’s, make sure you read this article first.

What is Parkinson’s Disease?

Parkinson’s disease can affect your nervous system and your movements. The symptoms of Parkinson’s disease occasionally begin with a tremor in one hand that is barely noticeable. While tremors are quite common, this nervous system disorder can cause your movements to become slow or you could become stiff.

When a patient is in the early stages, they may find that they have little to no facial expressions. When you’re walking your arms may no longer swing, and your speech can become slurred or soft. Symptoms will worsen gradually over time and this is why it’s important to get a diagnosis for Parkinson’s disease in Marbella as soon as possible.

Although this condition cannot be cured, there are medications that can significantly improve your symptoms. Your doctor might suggest that you have surgery to regulate areas of your brain and to improve some if not all of your symptoms.

Occasionally, your doctor may suggest surgery to regulate certain regions of your brain and improve your symptoms.

The Symptoms of Parkinson’s Disease

The signs and symptoms of Parkinson’s disease can be different for everyone. Some of the early signs can be mild and may go unnoticed. The symptoms can begin on just one side of your body. They can typically worsen on that particular side of the body, even after the symptoms have begun to affect both sides.

Parkinson’s signs and symptoms may include:

  • Changes in speech – Your speech might be softer, quicker, or slurred. You might even hesitate before you talk. Speech can also have less inflection and be more monotone.
  • Impaired posture and balance  – Your posture may become stooped, or you may have balance problems as a result of Parkinson’s disease.
  • Loss of automatic movementsYou may no longer be able to perform unconscious movements quite as well. These movements can include smiling or blinking.
  • Rigid muscles – Muscles around your body can become stiff and your range of motion can be limited.
  • Slowed movement – Movements may become slow over time. This can make even simple tasks quite difficult and very time-consuming. You may take shorter steps when you walk and you could find it hard to get out of a chair.
  • Tremor – Tremor or shaking that can begin your hand or fingers. You might also start to rub your thumb and your forefinger together. Your hand might even tremor when it’s resting.

Writing changes – You might find it hard to write, and your writing might be smaller.

Diagnosis for Parkinson’s disease in Marbella

If you think you need diagnosis for Parkinson’s disease in Marbella contact Helicopteros Sanitarios’ department of neurology now. They will take a look at your medical history and review of your signs and symptoms. The doctor will carry out a  neurological and a physical examination.

The doctor may also suggest a specific single-photon emission computerized tomography SPECT scan. This scan is known as a called a dopamine transporter (DAT) scan to help support the diagnosis. However, it is ultimately  it is your symptoms and the neurologic examination that can determine the correct diagnosis.

The doctor may order some blood tests so they can rule out other conditions that may be causing your symptoms.

It can take time to diagnose Parkinson’s disease. This means the doctor might recommend follow-up appointments with neurologists so they can evaluate your condition and symptoms over time.