• Un fin de semana de golf prometedor, antesala del Estrella Damm N.A. Andalucía Masters en Valderrama, la próxima semana de 14-17 de octubre.

Gran ambiente y mucho público al inicio del Open de España de Golf que se disputa en el campo del CC Villa de Madrid. Destacar que Ross McGowan reventaba, en la primera jornada, el recorrido y establecía, de largo, el récord del campo del CC Villa de Madrid, seguido a sólo dos golpes de Jon Rahm, aspirante a revalidar el triunfo.

El ACCIONA Open de España presented by Madrid se ha abrazado al récord con enorme intensidad en su apasionante comienzo. La estratosférica actuación de Ross McGowan limó ligeramente el protagonismo de dos españoles que, en condiciones normales, lo hubiesen acaparado por completo de no mediar una actuación tan desmedida como la del golfista británico.

El primero, el omnipresente Jon Rahm, que experimentó en primera persona que el golf, definitivamente, es un espectáculo de masas. Arropado por miles de personas que acudieron al CC Villa de Madrid en plena jornada de jueves, el golfista vasco respondió con la excelencia, ejecutando 8 primeros hoyos perfectos antes de adentrarse en una fase un poco más oscura -dentro de lo que puede ser oscuro para el número 1 mundial-, bien limada mediante otros tres birdies en la recta final de su recorrido.

“Lo más complicado es mantener la calma, gestionar la enorme energía que me transmite la gente que me sigue”, resumía Jon Rahm tras rubricar 63 golpes, 8 bajo par, que era el récord del campo anterior antes de ser aplastado por Ross McGowan.

La indudable gesta de Jon Rahm, que mantiene intactas sus expectativas de igualar el registro de tres victorias de Severiano Balleteros en un Open de España, fue sin embargo superada apenas diez minutos después por Sebastián García Rodríguez, protagonista de una ronda de 62 golpes (9 bajo par) donde los constantes desafíos que genera su indómito juego cosecharon éxitos continuados.

El madrileño, simplemente excelente, comenzó sin embargo de forma defectuosa, con bogey en su segundo hoyo que no hacían presagiar grandes cosas. Instalado por convicción en los continuos riesgos, Sebastián García Rodríguez se empeñó desde entonces en dinamitar distancias, dificultades y obstáculos, ganando al campo una vez, y otra, y otra…, así hasta el nueve ocasiones, 8 birdies y un eagle que también hubiese sido récord de no terciar el sorprendente McGowan.

Fotos de: A. M. – Acciona Open Golf.