• Dos Lunas Dressage & Polo, Santa María y Ayala suman fuerzas para impulsar un gran evento de polo al más alto nivel en el 50º aniversario del torneo de verano.

  • El regreso de Cambiaso y la presencia de grandes nombres como Martín Nero, Sapo Caset, Pascual Sainz de Vicuña o Joaquín Pittaluga animan el regreso del Alto Handicap a la temporada sotograndina.

 El Torneo Internacional de Polo de Sotogrande celebra este verano su 50 aniversario. Esta edición tan especial trae dos destacadas novedades. El regreso del Alto hándicap y la unión de los tres grandes clubes de Sotogrande – Ayala, Dos Lunas y Santa María – que junto a Minuto Siete convertirán este evento en uno de los más importantes del universo polista actual. El número 1 en el ranking del polo mundial, el argentino Adolfo Cambiaso, regresa a Sotogrande tras cinco años de ausencia. Junto al espectáculo deportivo, el Torneo Internacional de Polo prepara ya una amplia oferta de ocio para todos los públicos.

El torneo tendrá lugar del 26 de julio al 28 de agosto. Un intenso calendario deportivo que compartirán este año los tres clubes de polo de Sotogrande. La entrada será libre en las tres sedes que albergarán esta 50 edición.

Polo en Dos Lunas

Polo en Dos Lunas

La recuperación del Alto hándicap llega tras la atípica edición del año pasado debido a las restricciones por la pandemia, que trastocó la temporada mundial de polo. También habrá Mediano y Bajo hándicap repartidos a lo largo de los 34 días que durará la competición, dividida en los tres trofeos ya tradicionales: las Copas de Bronce, Plata y Oro. Además del regreso de Adolfo Cambiaso, se anuncia la presencia de otros jugadores destacados en el panorama internacional, como Juan Martín Nero que jugará en el equipo de Ayala, Guillermo “Sapo” Caset en el conjunto de Marqués de Riscal; o Pascual Sainz de Vicuña y Joaquín Pittaluga en Dos Lunas. Entre los equipos de diferentes países que estarán presentes en el 50 Torneo Internacional de Polo de Sotogrande repite el francés Sainte Mesme.

La experiencia y prestigio de los tres clubes, el retorno del Alto hándicap y la comparecencia de algunos de los mejores polistas del mundo aportan todos los ingredientes necesarios para que esta 50 edición del Torneo Internacional de Polo tenga un indudable interés deportivo.