Con el movimiento de tierras dan comienzo las obras en el nuevo recinto ferial de San Enrique, una inversión totalmente municipal que se ha comenzado a desarrollar y que se va a prolongar en los próximos meses en varias fases. Se trata de atender la demanda de los vecinos de albergar en una zona cercana a la barriada de un lugar para celebrar la Feria, pero también un lugar de ocio y convivencia de los vecinos para ser utilizada el resto de las 51 semanas del año.

Se ha previsto una ambiciosa inversión, que en sus dos primeras fases suponen en torno a los 80 mil euros, para completar un nuevo recinto ferial, con una caseta municipal, que también sea un espacio de ocio y convivencia con pistas deportivas (futbito 3×3, canchas de baloncesto) y con otros atractivos para los vecinos para la realización de actividades.