• El vasco acaba quinto a cuatro golpes de Hideki Matsuyama que firma la primera victoria japonesa en un Grande

La mejor forma de terminar un ‘major’ es ganándolo, debió pensar Jon Rahm, pero si no se puede hacer, qué mejor que hacerlo con la mejor ronda del día. Dicho y hecho. El golfista vasco terminó el Masters con un impresionante 66 (-6) que le ha aupado hasta la quinta plaza final con -6. Jon Rahm arrancó la moto ya en el primer hoyo, saldado con birdie, y metió la directo en el segundo con un fantástico eagle. Esos dos aciertos le hicieron brincar directamente al Top 10 provisional, el objetivo del día tras cosechar tres pares consecutivos. Tocaba romper con la rutina.

John Rahm

John Rahm

Al finalizar su ronda Rahm era tercero, pero debió ceder espacio a Jordan Spieth y Xander Schauffele -lástima su triple bogey al 16-, ambos con -7. El también estadounidense Will Zalatoris (-9) fue el que más incordió a Matsuyama (-10), flamante ganador a pesar de sus tres bogeys en los últimos cuatro hoyos. Convertirse en el primer japonés ganador de un Grande bien merece esos nervios finales. Con este resultado, Jon Rahm suma su cuarto Top 10 consecutivo en Augusta National, un dato tremendamente alentador de cara al futuro. Cuarto en 2018, noveno en 2019, séptimo en 2020 y quinto ahora. Saber jugar este campo es básico para seguir aspirando a triunfo, y Jon ha demostrado que sabe jugarlo.

José María Olazábal y su emotivo corte

En esta edición José María Olazábal (+8) volvió a ser uno de los protagonistas. El fin de semana fue cediendo puestos en la clasificación, pero conviene detenerse en su engañosa tercera vuelta: fue buena, muy buena, hasta el hoyo 15, en cuyo tee pinchó bola con un -1 provisional. Pero una secuencia doble bogey – bogey – bogey echó por tierra su gran trabajo. El domingo el dos veces campeón del Masters repitió vuelta de 75 golpes para +8 al total, pero eso fue lo de menos

Sergio García y Dustin Johnson, fuera del fin de semana

El castellonense despachó una vuelta al par que no fue suficiente para corregir el 76 de la primera jornada. Con este resultado ya son cuatro los años que lleva sin jugar el fin de semana en Augusta, desde que lo hiciese en aquella triunfal edición de 2017. Sergio García no fue el único peso pesado que se quedó fuera del corte, ni mucho menos. También le sucedió a una larga nómina de nombres, con el de Dustin Johnson (+5), defensor del título y número uno del mundo, a la cabeza. Su ausencia abrió el abanico de aspirantes a la gloria.