• Jon Rahm, Sergio García y José María Olazábal comandan la expedición española en la edición de 2021

Vuelve The Masters, retorna la mística del pasado, del presente y del futuro, vuelve la emoción del golf con mayúsculas en una semana donde todos los Circuitos Profesionales se paralizan para concentrarse en exclusiva en lo que ocurra sobre las calles y los greenes del legendario Augusta National.

Si el Masters de Augusta del año pasado, en el que se impuso Dustin Johnson, fue algo totalmente atípico, sobre todo por jugarse en noviembre, el de este 2021 recupera las fechas habituales pero sigue siendo un grande inusual, sin apenas público y sin el ferviente ambiente que se vivía tradicionalmente desde tiempo casi inmemorial.

Jon Rahm

Jon Rahm

Por este motivo, este Masters de Augusta resulta igualmente de lo más incierto en cuanto a los posibles favoritos. Si para ello utilizamos la clasificación del ranking mundial, obtendremos como respuesta una total supremacía estadounidense, con Dustin Johnson, el defensor del título, en primera posición y Justin Thomas, en segunda. Mientras que en el siguiente escalón aparece, Jon Rahm, que es tercero. También este Masters de Augusta será muy diferente para el jugador vasco, y sobre todo muy especial, ya que el pasado sábado 3 de abril nació su primer hijo, con lo que eso supone. De esta manera, Jon Rahm llega a Augusta sin apenas entrenar y con pocas horas de sueño, aunque también pletórico, radiante y deseoso de dedicarle el triunfo al pequeño Kepa.

Otro español presente en el torneo es Sergio García. El jugador castellonense sabe perfectamente lo que es ganar en Augusta y eso siempre es una baza muy a tener en cuenta. Además, el flamante vencedor de la edición de 2017 no pudo acudir a la cita del año pasado y eso hace que llegue con muchas ganas de conseguir un buen resultado. Por último, José María Olazábal completa el trío de españoles en el Masters de Augusta de este año. El doble ganador de la Chaqueta Verde (1994 y 1999) reconoce sin ambages que él juega “otra Liga” en comparación con otros golfistas más jóvenes y considera que sería todo un éxito pasar el corte. En cualquier caso, José María Olazábal declaró que esta semana del Masters de Augusta es para disfrutar, tanto por él mismo como por los que no están, en un inequívoco recuerdo a su amigo Severiano Ballesteros, que el próximo 9 de abril habría cumplido 64 años.