• Una manera muy personal de decorar nuestro hogar, es a través de artesanías como el macramé; uno de los accesorios más versátiles de encajar con muchos estilos de decoración como el boho, étnico o mediterráneo. Es un accesorio muy personalizable, por lo que no existe dos iguales, al ser hecho a mano.

Macramé

Macramé

Decorar la casa es una experiencia, desde el primer pensamiento de cambio o renovación, selección, compra y disfrute, de cómo queda un espacio del hogar. Algunos lo ven como un pasatiempo, otros como algo necesario, y los más creativos, como reflejar, con los espacios de la casa, quienes somos.

Uno de los accesorios que vino fuerte a partir del 2019, que llegó para quedarse y evolucionar, es el macramé. Este tipo de decoración se puede encontrar para pared, en tejidos para los cojines, accesorios para la mesa o mantas. La facilidad de uso de este estilo, cubre una gran gama de formas, anudados y colores, que crean una identidad única en cada uno de los espacios.

Lo bueno del macramé, es que combina con muchos estilos de decoración, el más personal es el boho, que podemos encontrar muchos accesorios hechos a mano, orgánicos, de madera e incluso plantas. Este estilo abre otra manera de poder usar el macramé, y son con las plantas colgantes: se trenza y se anuda, pudiendo crear una escalera de macetas.

 

Otro ambiente con que se puede combinar, este juego de decoraciones, es con tipo naturalistas, de montañas, ya que la madera queda muy bien con este estilo, desde un fondo claro a uno oscuro para resaltar el tejido. Los espacios étnicos, recogen este tipo de decoración, su fascinación por otras culturas y su artesanía, evoca ambientes cálidos y luminosos, con una estética que sigue los elementos elaborados de forma artesanal.

También contamos con estilos como el mediterráneo, por su claridad, llama al verano y al mar, por lo que se puede combinar con colores claros como blancos o azules; también le atrae las artesanías y el uso de tejidos para la decoración.

El diseño de este tipo de decoración, es muy versátil, se forma por sí solo a través de nudos y cortes, añadiéndoles cuentas o combinando colores. No es una artesanía muy complicada, pero si lleva tiempo, por lo que se puede llegar a apreciar como un pasatiempo, creando todo tipo de combinaciones, y así personalizar cualquier área del hogar.