• Esta primavera trae los cuellos más chic y grandes, de todas las temporadas. Un cuello con mucho carácter, elegante y muy combinable. Este estilo, que estiliza y hace ver el cuello más fino, viene de la mano de grandes marcas como JW Anderson, Loewe, Gucci o Balmain.

Cuellos con los que echarás a volar

Durante los desfiles de las grandes marcas del año pasado para el Spring Summer ‘21, podían observarse todo tipo de prendas y repeticiones de colores, formas y accesorios. Pero algo destacó entre otros, con varios nombres, fue el cuello bobo o ruffle collar.

Os dejamos algunos ejemplos de esta nueva tendencia:

JW Anderson

JW Anderson

La mayor influencia de este tipo de cuello, que destacó en desfiles, fue de parte del diseñador de JW Anderson, con grandes solapas, y volúmenes, en la zona superior de las prendas. Muchas de ellas, aparecen a partir de los icónicos cuellos lechuga, de Cervantes, con muchas capas y caída. En esta colección, el volumen es la estrella, llevando la superposición en las prendas desde el cuello a los pies, con lazos o grandes solapas en abrigos (más rígidos pero oversize, para destacar el detalle del cuello).

Grandes marcas como Gucci, Balmain y Loewe aportan, también, este tipo de tendencia, al mismo tiempo, aunque más fiel al cuello que se ve, actualmente, en las tiendas: fino, grande y de estilo babero. Estas marcas, mezclan diferentes tejidos y estilos, como vaquero o pelo, y una forma, como, por ejemplo, con un patrón de los años setenta, de Gucci.

El cuello bobo al que estamos más familiarizados a observar, es tipo camisa o blusa, redondo y un poco más grande de lo habitual. Según, que tiendas, se observa de una forma simple o más atrevida. Aparecen con detalles como bordados o cortes, al final de este; o en contraposición, con colores vibrantes, estampados, pequeños pliegues o en capas, como los mencionados anteriormente.

Ganni

Ganni

Esta forma de ruffle collar estiliza el cuello, haciéndolo ver más largo y fino, por su forma tan característica. No se abre a llevar accesorios en el cuello, ya que, no sería estético y realizaría un efecto ahogo, de manera visual. Este tipo de cuello ya guarda una elegancia en sí mismo, por lo que unos grandes pendientes no son la opción más acertada, puesto que, el cuello actuaría de collar grande y ancho, y no debemos combinar grandes collares con grandes pendiente. Esto nos da más versatilidad a la hora de usar todo tipo de pulseras, anillos o relojes.

Es recomendable, visualmente, no destacar, nada más en la parte superior, para que el cuello sea protagonista, y siga haciendo su efecto de estilizar a quien porta la prenda. Se puede combinar los colores de la parte superior e inferior, pero hay que tener en cuenta, el estilo de este tipo de cuello, fino y elegante. Otra opción para portar esta prenda, es combinarla con una sudadera, sin capucha, lisa y unas zapatillas deportivas blancas, del mismo color que la blusa; el resultado es un estilo más comfy, pero chic; donde la tendencia se adapta a nuestra personalidad de forma elegante y única, junto a un diseño que no cae en exageraciones.