El número oficial de fallecimientos por COVID-19 en San Roque asciende a 41 personas al sumarse cuatro víctimas contabilizadas este fin de semana por la Junta de Andalucía. Frente a esta dolorosa cifra, la tasa de incidencia acumulada se ha rebajado a 421,3, por lo que se supera el listón de 500, que puede suponer la apertura perimetral del municipio en los próximos días.

Resaltar la bajada de 272 puntos en la tasa de incidencia acumulada respecto al viernes anterior, ya que pasa de 693,7 a 421,3. La tasa más alta estuvo en 1.835, (por lo que el dato conocido este lunes) supone una bajada de más del 77%. Recordar que el sábado 13 de febrero se recuperó la actividad del comercio no esencial y de la hostelería hasta las 18 horas.

COVID-19

COVID-19

Respecto a la situación en la Residencia de Mayores, el alcalde [Ruiz Boix] indicó que “tras las últimas pruebas PCR quedan 2 mayores positivos COVID-19. El resto ya se han recuperado, y siguen mejorando de sus secuelas. Quedan pendientes de vacunar la segunda dosis. La plantilla ya no tiene ningún enfermo COVID-19, y ya están todos vacunados. El centro ya no está medicalizado por el SAS, desde el viernes 12 febrero. Gracias a todos”. Sobre el Servicio de Ayuda a Domicilio apuntó que “la totalidad de la plantilla fue vacunada con la primera dosis entre jueves y viernes de la semana pasada. Se van recuperando servicios a mayores que renunciaron anteriormente”. Finalmente, señaló el regidor sanroqueño que “la campaña de vacunación de mayores de 80 años ya ha comenzado. Con distintas citas que gestiona el SAS”.