• El Sunshine Tour reunirá a más de 2.000 caballos y 400 jinetes de 40 países en siete semanas de competición en el circuito hípico más importante de Europa

La Dehesa Montenmedio está preparada para acoger la XXVII Edición del prestigioso Sunshine Tour, el circuito hípico más importante de Europa, que reunirá del 9 de febrero al 28 de marzo a más de 2.000 caballos y 400 jinetes de 40 países en una prueba que se disputará siguiendo unos estrictos protocolos de seguridad establecidos por el Consejo Superior de Deportes y la Real Federación Hípica Española para evitar los riesgos asociados a la Covid19. La principal novedad, al margen de las medidas impuestas debido a la pandemia que provocarán que la competición se celebre sin público y a puerta cerrada, es que añade una semana más de duración respecto a las ediciones anteriores. Por lo tanto, serán siete semanas de competición internacional, con 38 pruebas ranking, en las que se repartirán más de dos millones de euros en premios en metálico.

El Sunshine Tour es una competición de saltos de obstáculos que se ha convertido en un auténtico referente internacional, pues se disputa en la mayor instalación hípica de Europa, la Dehesa Montenmedio, que cuenta con más de una veintena de pistas de competición de hierba y arena.
La XXVII Edición cuenta con el apoyo institucional y patrocinio de la Consejería de Turismo de la Junta de Andalucía, la Diputación de Cádiz y un amplio grupo de empresas de prestigio, pues se trata de una competición con una gran repercusión mediática, ya que es seguida en más de 200 países, con una audiencia estimada en televisión de más de medio millón de espectadores. Además, genera un importantísimo impacto económico en la comarca de La Janda, cifrado en más de 25 millones de euros y la generación de 1.200 puestos de trabajo, entre directos e indirectos, según un estudio de la Universidad de Cádiz.

Fotos: M. Basallote.

El Sunshine Tour cumple con el protocolo de actuación fijado por el Ministerio de Sanidad y el Consejo Superior de Deportes para la celebración de pruebas deportivas, que permite llevar a cabo las competiciones incluidas en los calendarios oficiales. Además, está avalado por formar parte del calendario de la Federación Ecuestre Internacional, cuyas fechas ya están cerradas, y ser competiciones clasificatorias para los campeonatos de Europa, del Mundo y los Juegos Olímpicos, por lo que está incluido en una planificación deportiva internacional que es necesario respetar.

Para garantizar su disputa sin ningún tipo de riesgo, la organización ha establecido un estricto procedimiento siguiendo las directrices marcadas por el Ministerio de Sanidad, el Consejo Superior de Deportes y la Real Federación Hípica Española, que establece que la prueba se celebre sin público y a puerta cerrada, la obligación de los participantes de contar con un test negativo 72 horas antes de su llegada, la limitación de personas con acceso a los recintos, la instalación de sistemas purificadores del aire, la desinfección varias veces al día de todas las zonas comunes, así como por supuesto la obligatoriedad de usar mascarilla y geles hidroalcohólicos y de mantener la distancia de seguridad.