• La serie documental Bully Boat (de “Wind N’Miles”), basada en la restauración integral de embarcaciones, graba uno de sus capítulos en las instalaciones del puerto deportivo y cuenta con la participación del reconocido actor Óscar Jaenada.

El mejor entorno, la mejor iluminación natural y el mejor contexto náutico que se puede encontrar. Sotogrande, una vez más, se convierte en un idílico plató de televisión para la grabación de un documental de primer nivel internacional. En esta ocasión, se trata de un innovador formato televisivo llamado “Bully Boat” (realizado por Wind N’Miles”); una serie documental, cinematográfica y didáctica que analiza principalmente la restauración de embarcaciones. La serie constará de un total de 20 capítulos, de algo más de media hora de duración cada uno de ellos, y en los próximos meses se entrenará en una de las plataformas de ‘streaming’ más conocidas (Netflix, Amazon Prime, etc.).

En concreto esta programa está realizado por “Horus Creations” y se sirvió de las instalaciones de Varadero Puerto de Sotogrande como set de excepción para la filmación del capítulo, además de la colaboración del propio Puerto. Destacar que la producción contó con la participación de uno de los rostros nacionales más contrastados de la gran pantalla, como es el actor Óscar Jaenada, conocido por sus papeles e intervenciones en cintas tan representativas como: “Camarón”, “Piratas del Caribe”, “Rambo”, “Oro”, “Infierno Azul” ó “Loving Pablo”, entre muchos otros.

El argumento del producto televisivo es similar al de otros formatos inspirados en la rehabilitación de casas o coches en desuso y convertirlos, gracias al equipo del programa en este caso, en una embarcación completamente nueva, actualizada y lujosa. Este encargo, en cada programa, llega por parte de un famoso invitado (en la capítulo rodado en Sotogrande, este papel lo desempeña el ya mencionado actor Óscar Jaenada). Todo ello, en un innovador giro para este tipo de programas; ya que la productora (de origen catalán) acompaña la restauración del barco con una pieza de estilo cinematográfico en la que, de manera didáctica, ilustran al telespectador sobre nociones básicas y claves en la navegación. La importancia de controlar los niveles de combustible es la pieza elegida durante la filmación en el puerto deportivo de Sotogrande.

Por último destacar, según pudo comprobar este periódico, las medidas de seguridad y prevención en el set de rodaje (con pruebas de COVID-19 diarias a todo el equipo), eran excelentes. Resaltar también el trasfondo social y solidario con el que cuenta en último renglón este programa. Una vez restaurado el barco, el equipo da la posibilidad al personaje famoso de comprarlo y adquirirlo para uso propio. Y este importe recaudado se destinará (se espera que alcance una cifra cercana al millón de euros durante la primera temporada), a colaborar con iniciativas sociales, hospitales y otras aportaciones benéficas relacionadas con la COVID-19.

Toda una experiencia, deseando poder verlo y nuevamente mostrar una imagen increíble de Sotogrande en pantallas de todo el mundo.