El PIVG, a través de su portavoz Jesús Mayoral, criticó duramente el desenlace que tendrá la casa del médico en Guadiaro. El grupo detalla que “la rehabilitación de este edificio para reconvertirlo en apartamentos de vivienda tutelada, prevista desde 2019, pasa a derribarse por 119.500,00, ante el estado de ruina por falta de mantenimiento durante 20 años”.

“Para este edificio, ya hace tres  años, se aprobó un presupuesto de 460.960,00 euros, para modificar el edifico y reconvertirle en viviendas tuteladas, como preveía el proyecto , pero  a la vista de la ruina del edificio, le tienen que derribar y desconocemos  que  inversión hay prevista ahora y para qué, lo que sí  tenemos constancia  es que el derribo del edificio , se ha presupuestado en 110.690 euros, aunque ya ha salido a licitación por  119.500, euros, todavía superior, por eso no nos extraña que en el presupuesto del año 2021, aún aparezcan 30.000 euros más para derribo”, subraya el grupo del Valle del Guadiaro.

Casa del médico en Guadiaro

Casa del médico en Guadiaro

“Lo que ya ha desaparecido es el presupuesto de la rehabilitación prevista para viviendas tuteladas de casi medio millón de euros  en el presupuesto de hace tres años, y desconocemos qué inversión tienen prevista para el futuro, puesto que no hay ni presupuesto, por lo que cualquier actuación que se quiera realizar se tendrá que presupuestar y aprobar, esperemos que no se tire otro montón de años un solar con un cerramiento , hasta que se le encienda la bombilla al alcalde , puesto que cualquier petición que le hagamos de aportación de ideas desde el PIVG, de inmediato la rechaza”, sostiene.

“El alcalde de San Roque, desde el año 2015, y la ineficiencia de su equipo de gobierno, desde ese año que disfruta de mayoría absoluta,  ha convertido en normalidad, el retraso permanente en la ejecución del plan de inversiones de cada año, por lo que debido a esa incapacidad, desde que en al año 2016 se terminaron de pagar las deudas bancarias  del ayuntamiento, todos los años , presenta un resultado positivo del presupuesto municipal y ha llegado a acumular , un remanente de gastos de tesorería   positivo de más de 60 millones de euros”, añade. “Además,  cada año el presupuesto de inversiones y su ejecución está modificándole constantemente para dar prioridad a inversiones que le ha interesado tener ejecutadas para las campañas electorales, dejando otras atrás, cuando no,  hasta las ha eliminado de presupuestos que ya estaban aprobados”, sentencia. “En el presupuesto del año 2020, hay inversiones pendientes desde el año 2016 y  algunas han pasado ya al presupuesto del año 2021”, asevera. Y termina al explicar que “el Valle del Guadiaro, además de ser el distrito, donde menos invierte  desde al año 2015, también es el distrito que más sufre todos los retrasos, y se llega a situaciones incomprensibles y como  al  no haber realizado rehabilitaciones y mantenimiento de alguno de los edificios, como es el caso del edificio de la casa del médico de Guadiaro, tienen que ser derribado”.