Más de un millón de puntos de luz, repartidos en más de mil motivos, iluminan las calles y plazas de los diez núcleos de población del municipio de San Roque, una vez que se ha procedido al encendido del alumbrado extraordinario de Navidad. El acto tuvo lugar en la Alameda Alfonso XI y, si bien no había sido convocado oficialmente para evitar aglomeraciones ante el temor de contagios de covid, decenas de sanroqueños y sanroqueñas han disfrutado del espectáculo, en el que destacaban un árbol de 17 metros de altura una bola de 12 metros de diámetro.

Como ya había anunciado anteriormente, el alcalde Juan Carlos Ruiz Boix, apuntó que “este año es especial por el covid, y hemos querido reforzar tanto los arcos de Navidad como los motivos especiales, para hacer distinto y más atractivo este alumbrado extraordinario en todo el municipio. Aquí en la Ciudad, en la Alameda Alfonso XI, nos acompañan decenas de vecinos y vecinas que están disfrutando de una tarde de otoño algo menos fría que las anteriores, y han podido presenciar por sorpresa este encendido”. “Pero sí entendemos -prosiguió- que el alumbrado extraordinario de Navidad sí que se puede disfrutar: con la familia, con los amigos, con los abuelos… Y lo podrán hacer por cualquiera de las barriadas de San Roque y también en la Ciudad”.

El regidor sanroqueño también hizo “un llamamiento a que, dentro de las especiales circunstancias, disfrutemos lo mejor posible de este mes largo, hasta el 6 de enero. En este tiempo tenemos que compaginar la responsabilidad con algunos ratos de ocio, y espero que todo el mundo sea responsable y atienda las restricciones que están en vigor hasta el 10 de diciembre y aquellas que vengan después”.

A grandes rasgos, este año se incrementa el número de arcos y el número de metros de guirnaldas en todos los núcleos de población, pasando de 140 a 160, y se recuperan las estrellas de Navidad en todas y cada una de las parroquias del municipio de San Roque. Además, se incorporan más de 30 motivos de farolas en las distintas calles comerciales y en calles de mayor tránsito o de mayor actividad comercial, y se amplía el número de árboles decorados en todo el municipio, pasando de 10 a 50 ejemplares. Todo esto se traduce en un aumento importante en los motivos que lucirán calles y plazas de todos los núcleos de población durante las fechas navideñas respecto a años anteriores, fomentando así los paseos de las familias para subir la moral frente a la pandemia.