Agentes de la Policía Local de San Roque incautaron unos 600 kilogramos de hachís que eran transportados en una furgoneta que circulaba por la autovía A7, a la altura de San Roque Club. El conductor fue detenido y puesto a disposición de la Guardia Civil, al igual que el vehículo y las sustancias estupefacientes.

Droga incautada

Droga incautada

Según informa la Delegación de Seguridad Ciudadana, los hechos tuvieron lugar ayer lunes sobre las 14.45 horas en el puente de cambio de sentido de la salida 127 de la A-7. Una dotación de la Policía Local observó que una furgoneta circulaba con la parte trasera hundida por ir bastante cargada. Tras dar el alto al vehículo, los intervinientes comprobaron que en su interior había 18 fardos de hachís, con un peso aproximado de 600 kilogramos. Los funcionarios policiales procedieron a la detención del conductor, confeccionaron las correspondientes diligencias y, finalmente, entregaron al detenido, las sustancias estupefacientes y el vehículo en el Puesto de la Guardia Civil de Pueblo Nuevo de Guadiaro.