El emblemático centro, situado en uno de los enclaves más privilegiados de Estepona, amplía sus extraordinarias instalaciones con nuevos y conceptuales espacios multidisciplinares que fomentan e impulsan la creatividad, aprendizaje de las artes, debate y análisis de conocimiento e incluso su difusión a través de medios de comunicación.

El colegio inicia con brillantez el curso, un año complejo para todo el sector educativo, en el que traza un exitoso plan de equilibrio entre todas las iniciativas de cambio y un entorno seguro y de prevención para alumnado y profesionales.

 

La innovación y la búsqueda de la excelencia educativa ha sido el motor y objetivo fundamental en cada una de las decisiones del Colegio San José desde su fundación. Lograr crear en el alumno una sólida y profunda base de conocimientos, capacidad crítica y cultura le permitirá en un futuro disponer de un mejor horizonte y opciones a elegir en su desarrollo intelectual y laboral.

En esa constante mejora, este curso el centro en Estepona pone en marcha unas extraordinarias nuevas instalaciones que ponen en valor nuevos conceptos y espacios multidisciplinares que fomentan e impulsan la creatividad, aprendizaje de las artes, debate y análisis del conocimiento e incluso su difusión a través de medios de comunicación. Todo ello, gracias a un proyecto y plan estratégico trazado hace años y que finalmente ha podido ver la luz gracias a una ejecución récord en el colegio, desde que se iniciasen en el pasado mes de mayo.

Nuevas instalaciones

De una manera muy eficiente y casi imperceptible a la vista, las obras han permitido incrementar el módulo principal en el que se ubica la dirección y Ed. Primaria, con cinco nuevas aulas en su cara norte. Clases, al igual que en todo el centro, perfectamente armonizadas con la estética del colegio y adaptadas a las nuevas técnicas pedagógicas: espacios abiertos para la interacción y convivencia, aulas conectadas entre sí, pizarras inteligentes, mesas de trabajo colaborativas entre alumnos (punto alterado por los protocolos Covid-19), etc.

Un proceso que integra todos conceptos de educación avanzada, previstos con años de antelación en este plan de estudios. Según explican desde el propio centro, esta pedagogía innovadora requiere de todos estos nuevos espacios; algo con doble productividad inesperada, ya que a su vez, en tiempos de pandemia, ha permitido un flujo cómodo y ágil de alumnos, espacios y distancias.

Aunque sin duda, la joya de la corona de toda esta nueva inversión y ampliación de instalaciones se encuentra en el desarrollo de la planta superior (una segunda altura), incorporada a este módulo.

En ella se ubica un nuevo espacio experimental, abierto (con las mejores vista del centro hacia el Mediterráneo) y multidisciplinar. Una especie de ágora del nuevo siglo que aglutinará el estudio del conocimiento y las artes, su debate y la correspondiente difusión a la comunidad de los resultados obtenidos. Un moderno aula magna (con sistema ‘anti-eco’, incorporado en el techo que permite una sonorización inigualable), en el que un armonizado y extenso espacio central, con grupos de trabajo, se encuentra rodeado por salas de música, pintura, tecnología, ciencia e incluso por un pequeño estudio de radio y televisión que permitirá dar salida a todas las conclusiones y conocimientos obtenidos.

Un espacio de convivencia entre alumnos, cultura y conocimiento que permite el intercambio de ideas y desarrollo educativo. Una incorporación clave para el centro y que se pone en sintonía con las tendencias en educación por las que se regirá la segunda mitad del S. XXI. Sin duda, un concepto avanzado a su tiempo.

Un curso con pandemia

Antes de cerrar la visita de este medio de comunicación al Colegio San José es casi obligatorio elogiar todos los sistemas y protocolos que el centro mantiene activos para preservar la seguridad y prevención ante el coronavirus. Al margen de las medidas recomendadas y exigidas por las administraciones; el centro ha conseguido concentrar a cada curso en un pasillo y espacio determinado, con varias aulas (según la especificación del itinerario educativo del alumno), baños e incluso accesos individualizados por curso.

Sólo hace falta echar un vistazo en el renovado comedor para apreciar todas las protocolos que rigen este complejo curso que incluso ha afectado en alguno de estos planes de innovación (el regreso al pupitre individual, algo ya de tiempos muy pasados en el centro). Mascarillas, orden y pedagogía acercan la mayor normalidad posible al centro este curso 2020/2021.

Y es que el San José es un colegio único en el sur de Europa. Su destacada presencia en la lista de los cien mejores de España, su apuesta por el desarrollo, el multilingüismo, conservatorio de música, espacios deportivos y cohesión con nuevas tecnologías (hasta 3º de Secundaria con un Ipad y en adelante, cada alumno dispone de un ordenador Mac); les permite estar al primer nivel internacional de la educación. La constante búsqueda da la excelencia por parte de la Familia Álvarez , al frente del colego, es todo un privilegio para la comunidad local.