• El Periódico de Sotogrande se sienta con el máximo mandatorio comarcal para conocer las novedades del ente en este nuevo proyecto que ahora cumple poco más de un año.
  • La relevancia de institución, la prestación de servicios de calidad y el ‘Brexit’, los grandes retos y desafíos del Campo de Gibraltar a corto plazo.

Muy buenas presidente, un tenerle en nuestras páginas. Se cumple poco más de un año de la toma de posesión del cargo; explíquenos cómo ha sido todo el proceso, evolución y balance del primer curso.

Muy complicado, como síntesis. Una vez alcanzamos la presidencia, gracias al apoyo de 100×100 La Línea con quién nos une una perfecta sintonía política, arrancamos con toda la ilusión y ganas de conseguir un cambio en la institución que creíamos imprescindible. Mancomunidad no estaba desempeñando la función que veíamos primordial y necesitaba tomar otro rumbo en su papel de representación de todos los vecinos de la Comarca. Los primeros pasos se basaron en visitar y conocer a todos los colectivos, entidades e instituciones para calibrar sus inquietudes y preocupaciones. Desde ese momento, no hemos parado de trabajar de la mano de los ochos municipios, para cumplir con ese papel vertebrador, tratando de impulsar las singularidades de cada uno y a su vez poniendo en valor lo mucho que tenemos en común. Ésa debe ser la labor de la Mancomunidad.

 

¿Es el ‘Brexit’ el mayor desafío de este siglo para la Comarca?

Gibraltar es una fuente de empleo y riqueza para la toda Comarca y especialmente para los vecinos de La Línea; eso es una cuestión evidente y de gran calado. Esta idea toma aún más relevancia en nuestra economía si tenemos en cuenta la gran cantidad de servicios que los gibraltareños consumen dentro del Campo de Gibraltar; algo que a partir del próximo 1 de enero no sabemos cómo va a proceder [fecha de salida de la UE del Reino Unido]. Por todo ello, lo que más nos preocupa son las relaciones entre ciudadanos: familiares, personales y comerciales.  Durante los últimos meses se han celebrado muchas reuniones en este sentido y entendemos  que alcanzar un acuerdo será siempre mejor que su ausencia. Ése es papel que está desarrollando la Mancomunidad en dicha Comisión, queremos llevar la voz de todos lo vecinos de la Comarca, principales dolientes de esta situación y beneficiarios, a su vez, de las buenas relaciones.

Jose Lozano

 

Entiendo que el papel que defiende Mancomunidad es el de preservar las mejores relaciones institucionales y comerciales con Gibraltar, ¿cierto?

Gibraltareños y campogibralatareños verán afectadas sus vidas, eso es incuestionable. La falta de un buen acuerdo hará que se resientan todos los intereses personales y empresariales de los vecinos de Gibraltar en nuestra Comarca; así como los trabajadores españoles que prestan servicio en el Peñón. Si la frontera no es fluida, todo se resentiría, incluido el empleo. Además, hay muchas cuestiones que nos unen y por las que trabajar juntos: el Medio Ambiente (Arcgisa trata los residuos de Gibraltar), la coordinación de las capitanías marítimas, la protección de la fauna, la comisión de fiscalidad y policía, los intereses en pesca, etc. Son temas que muy importantes. Pediría un esfuerzo, entre todas las partes negociadoras, para que piensen en soluciones eficientes y prácticas para las personas, todas. Eso defendemos desde la institución comarcal.

 

La situación económica de la Mancomunidad no es precisamente envidiable…, ¿cómo maneja esta situación? ¿Es similar la posición en la que se encuentra Arcgisa?

No es la ideal. Debemos cumplir un plan de ajuste, la entidad mantiene deudas con varias administraciones supramunicipales y entidades bancarias que suponen más del 70% del presupuesto. Nos hemos encontrado las consecuencias de una mala gestión económica y política de la Mancomunidad. Por la parte de Arcgisa, una empresa pública con más de 400 trabajadores, también hemos recibido una situación económica muy complicada. Días antes de entrar en el poder, el gobierno anterior, ya tomó medidas muy contundentes, asumiendo pérdidas. Esto lleva a una revisión de precios que durante ocho años estuvieron congelados pero antes de la alternancia de poder se incrementaron. En definitiva,  hay que ser consecuentes y responsables y asumir que los ingresos no pueden estar por debajo del coste. Los servicios tienen que ser equilibrados y en los últimos ocho años, con el Partido Popular, no lo estaban siendo. Eso no se puede sostener.

 

¿Debemos considerar que pagamos mucho o poco por el agua?

Tenemos informes que avalan lo contrario, prestamos uno de los servicios más óptimos y baratos de Andalucía; eso debe conocerlo el ciudadano. Ahora bien, hay que tener en cuenta que en ese mismo recibo va incluida la tasa de recogida de residuos y otros impuestos (IVA, canon de la Junta de Andalucía, etc.); que no son de Arcgisa y hacen que suba el precio. Por eso da esa sensación, pero si divides y desgranas, compruebas que es de las más baratas de la región. Evidentemente estamos estudiando vías y opciones para bonificar y ayudar a familias y sectores más perjudicados o sensibles por la situación económica y sanitaria actual (jubilados, pensionistas, familias en situación de desempleo, empresas afectadas, etc.), pero tampoco podemos engañar a los vecinos. No se puede mantener un servicio con un precio de ingresos inferior al de costes. ¿Es mejorable el servicio? Por supuesto, en ello trabajamos.

 

¿Debe ser el turismo el gran nexo entre los municipios de la Comarca? El gran eslabón que una todo…

El turismo y la cultura van de la mano, es lo que nos une y la seña de identidad. Respecto al turismo hemos atravesado unos meses complicados ya que todos los esfuerzos los hemos dedicados a la sanidad pero sin duda es el gran objetivo de este gobierno comarcal. Tenemos que crear, fomentar e impulsar la marca Campo de Gibraltar. Vender una imagen única; un concepto unitario e integrador en el que todos los municipios se sientan cómodos; algo solidario y común como ya se experimenta cada año en FITUR.. La marca Campo de Gibraltar tiene que integrar todos los tipos de turismo: interior, costa, deportes, cultural, gastronómico, etc. Estamos trabajando en un estudio y análisis para ver qué necesidades existen en la Comarca, ver qué tenemos y a dónde vamos desde el perfil turístico. Hacer una radiografía y definir la marca Campo de Gibraltar, algo que sin duda será una herramienta clave como fuente de riqueza y empleo, por lo que debemos potenciarlo. Y ahora más, para salir de esta situación. Tenemos un paraíso que explotar y dar a conocer al mundo.

 

¿Cómo marcha el proyecto de traer depurada a Sotogrande para el riego?

Es uno de los proyectos que más me ilusiona. Tenemos posibilidades de utilizar el terciario del abastecimiento y depuración de agua para su reutilización para riego y baldeo. Es uno de nuestro planes estrellas en medio ambiente y la intención es dejarlo plateado a lo largo de este mandato. Queremos conseguir que esa agua depurada en La Línea se puede reutilizar en Alcaidesa y Sotogrande para jardines, campos de golf, canchas de polo y mucho más.

 

Le cuelo una más antes de acabar, los Premios Comarcales. ¿La rotación de sedes será la nueva norma? ¿Debemos ir preparando el Teatro Juan Luis Galiardo para el próximo febrero?

Es una idea fantástica. Tristemente, a día de hoy, no sabemos cómo vamos a estar cuando llegue el Día de la Comarca y si podremos celebrar los premios. El año pasado fue todo un éxito su ubicación en La Línea y San Roque sería una sede estupenda para la gala de 2021, esperemos que se pueda celebrar. En nuestro planes está la rotación de este evento por todos los municipios.