• Un plan municipal de actuación consigue recuperar la mejor versión de las pasarelas del sendero y zonas de paseo por el complejo natural, afectado por un incendio hace algunos años.
  • La inversión del proyecto alcanza los 40.000 euros.
  • La recuperación de esta ruta por el estuario se convierte en uno de los mejores planes para toda la familia este otoño.

El estuario del río Guadiaro, en todos su esplendor. Un plan municipal de actuación consigue recuperar la mejor versión de las pasarelas del sendero y zonas de paseo por el complejo natural, afectado por un incendio hace algunos años. El Ayuntamiento invierte hasta 40.000 euros en la recuperación en e conjunto de pasarelas de madera y pasamanos que conforman el sendero del estuario del río Guadiaro, un camino que era muy frecuentado y que se utilizaba también para actividades de educación ambiental hasta que un incendio provocó graves daños.

La intención es dotar de la mayor vida a este sendero, donde además se realizan varias actividades medioambientales que si bien ahora mismo están paradas debido a la pandemia, son muy importantes, como las visitas guiadas para escolares de los distintos centros de Primaria del municipio.

El acceso a la pasarela que conforma el sendero se encuentra en la calle Jaime el Conquistador, poco antes del puente sobre el río Guadiaro cerca de Puerto Sotogrande. El paraje natural del estuario del río Guadiaro tiene 35 hectáreas de extensión, de las que se protegieron inicialmente 27 en 1989 y se ampliaron en otras 8 hectáreas en 2013. Este enclave también ha sido declarado Zona de Especial Protección para las Aves en 2002 y en la modificación de 2013 quedaba declarado también cono Zona de Especial Conservación (ZEC) y su integración en la Red Natura 2000.

Según detalló el primer edil sanroqueño, Juan Carlos Ruiz Boix, “comenzamos esta actuación al principio del verano desde Obras y Servicios. El concejal Juan Serván y el teniente de alcalde de la zona (del Valle del Guadiaro), Óscar Ledesma, pusieron sobre la mesa la necesidad de recuperar este sendero, un camino peatonal alrededor del estuario del río Guadiaro”. “Creo -continuó- que era uno de los senderos que más afluencia tenía, pero desgraciadamente fue abandonado hace muchos años porque la Junta de Andalucía no siguió prestando el servicio de conservación y de mejora y mantenimiento de este espacio. Ha requerido ahora una actuación que se viene desarrollando hace más de tres meses, habiendo participado personal de la Delegación de Obras y Servicios, de Emadesa y también de Amanecer”.

“Se han repuesto -apuntó el alcalde- más de 100 metros de una pasarela de madera que resultó quemada, y también se han repuesto multitud de elementos a lo largo de más de un kilómetro que tiene este sendero. Todo ello para que podamos seguir conociendo este paraje natural tan importante como es el estuario del río Guadiaro”. “Prácticamente -dijo- queda el último tramo, y yo creo que de aquí hasta el Puente del Pilar ya se va a poder abrir al público. Así vecinos y visitantes podremos disfrutar de este kilómetro de sendero, que empieza en la zona próxima al Puerto de Sotogrande y finaliza sobre la bocana del río Guadiaro”.

La flora es típicamente de zonas ribereñas de la región mediterránea, con juncos, castañuelas, carrizos, tarajes, lentiscos, zarzas, acebuches y fresnos. Estas marismas son muy usadas por aves de paso en las migraciones a través del Estrecho, por lo que se pueden encontrar la garceta común, la garza real, la garza imperial, la espátula, el flamenco común, el águila pescadora, el correlimos tridáctilo, el correlimos común, el archibebe común, el vuelvepiedras, el charrán patinegro y la pagaza piconegra. Dentro de las especies residentes en el entorno destaca la presencia de la nutria y la lamprea marina, ambas fuertemente amenazadas.