Comienza el curso escolar más atípico que se recuerda en las últimas décadas, con muchísima incertidumbre sobre el desarrollo de la habitual práctica educativa con la pandemia COVID-19, de fondo. Si hace unos días ya comenzó la actividad en varios centros privados de la zona, ahora le toca el turno a la mayoría de colegios públicos de Infantil y Primaria que se enfrentan al reto de dar normalidad a la situación más compleja a nivel social que se recuerda.

Salidas y entradas escalonadas y segmentadas por cursos y accesos distintos; mascarillas en zonas comunes; protocolos de desinfección, grupos de convivencia, distancia de seguridad y mucho procedimientos más toman un protagonismo nunca antes visto en los centros educativos y condicionan todo el sistema de la educación a expensas de la espera de que no se produzca una brote importante de positivos en la ‘Vuelta al cole’.

Guarderías, CEIP Gloria Fuertes, CEIP Barbésula, IES Sierra Almenara (el próximo lunes) y centro privados como Colegio San José o Colegio Internacional de Sotogrande vuelve a las aulas, con la mejor preparación posible ante esta situación (muchas son las quejas de padres de centros públicos relacionadas con los protocolos de limpieza y atención a los menores).

No se pierda, como cada año en la edición del mes de septiembre de El Periódico de Sotogrande, el informe de la comunidad educativa local, actualizado cada curso.