Sotogrande tampoco es la excepción que confirma la regla. Al igual que está ocurriendo en otros puntos y destinos turísticos, obviamente en una proporción mucho menor, la urbanización también está viendo como crece en ciertos puntos del complejo las reuniones de jóvenes los fines de semana sin guardar las medidas de seguridad necesarias en los protocolos anti-coronavirus.

Botellón Sotogrande

Botellón Sotogrande

Según explica la propia entidad de conservación [Parques de Sotogrande], en un comunicado a los vecinos, desde hace algunas semanas están produciéndose “comportamientos de jóvenes de la urbanización muy preocupantes por poner en peligro la convivencia en la urbanización”. “Están proliferando reuniones masivas sin mascarillas, bebiendo y haciendo uso de vehículos que incluso han provocado accidentes de madrugada”, continúa.

Incluso dándose la circunstancia de realizar ‘botellones’ en zonas públicas y privadas; con concentraciones de jóvenes “hasta 80-100 participantes sin mascarillas en las calles; accidentes de tráfico, provocando daños a mobiliario común, con resultados positivos en alcohol; numerosas quejas por fiestas con niveles de música muy alta hasta elevadas horas de la madrugada; saltos masivos desde el puente al río Guadiaro, etc”, entre otros casos.

Botellón Sotogrande

Botellón Sotogrande

Detallan que por parte de la comunidad se están multiplicando los esfuerzos del equipo de seguridad. Informó la entidad que de todo ello “tiene conocimiento la Policía Local y la Guardia Civil que actúa en la medida de sus posibilidades operativas tanto a demanda de denuncias que reciben directamente de vecinos”.

Una situación que sin duda, no ayuda a la mejora de la convivencia ni a la imagen de la urbanización. Sensatez y coherencia, en todas las edades, debe ser la máxima en este complejo verano azotado por la pandemia.