Una de las citas tradicionales del verano de Sotogrande es el mercadillo nocturno que se instala en la Ribera del Marlin durante los meses de julio y agosto. Los visitantes aprovechan las últimas horas del día, después de disfrutar de las playas de la zona, para pasear entre los puestos que ofrecen los más variados productos.

Tras un mes de julio algo más tranquilo de lo habitual, los comerciantes están de acuerdo que con la entrada en el mes de agosto Sotogrande está recuperando el ambiente que lo caracteriza en el periodo estival y son optimistas respecto a la temporada veraniega.

Moda, bisutería y artesanía son los productos estrella de este tradicional mercadillo estival. La cercanía y la simpatía son marca de la casa y los responsables de los puestos forman parte ya del ADN de Sotogrande. Es el caso de Osvaldo Lobalzo, pintor y escultor que nunca falta a la cita con sus clientes. O el del responsable de la marca The Cork Shop, que realiza casi todos sus artículos con corcho, creando productos naturales y ecológicos sin perder un ápice de estilo.

Estos son solo dos ejemplos de las muchas posibilidades que ofrece el mercadillo nocturno para los amantes de los buenos productos, del buen gusto y del ambiente que ofrece la Ribera del Marlin.