• El proyecto se ubica en unos terrenos de 155 hectáreas de extensión, situados al norte del núcleo de población de San Enrique. El objetivo es el desarrollo de pequeñas explotaciones (de 3 hectáreas cada una) vinculadas a la actividad ecuestre.

  • El respaldo municipal servirá como gran impulso para el proyecto del distrito equino.

 

La Corporación Municipal de San Roque decidió en el Pleno Ordinario del mes de julio la aprobación definitiva del “Plan Especial para la Declaración de Interés Público en suelo no urbanizarle ‘AYALA’, sito en Hacienda San Enrique, San Enrique de Guadiaro, y su correspondiente Estudio Ambiental Estratégico, promovidos por Ayala España, SA”. El punto se aprobó con los votos a favor de 19 de los 20 concejales presentes, contándose sólo con el voto en contra del representante de Adelante San Roque.

Hay que recordar que se trata de unos terrenos de 155 hectáreas de extensión, situados al norte del núcleo de población de San Enrique. El objetivo es el desarrollo de pequeñas explotaciones o minifincas (de 3 hectáreas cada una) vinculadas a la actividad principal para la explotación caballar, hortofrutícola y de secano, así como instalaciones tipo establos y residencial unifamiliar orientadas a la explotación de los terrenos.

Proyecto Ayala

Proyecto Ayala

El alcalde, Juan Carlos Ruiz Boix, explicó que la aprobación definitiva del Plan Especial que permitirá la creación de minifincas dedicadas a la explotación caballar en San Enrique “supone un nuevo paso en la implantación del distrito equino, una apuesta de futuro que puede crear mucha riqueza y empleo no sólo en el municipio de San Roque, sino también en los de Castellar, El Tesorillo y Jimena”. “Espero -dijo el regidor sanroqueño- que Ayala consiga una buena comercialización de estos terrenos, para que en los próximos meses comiencen a generarse decenas de empleo ligados a este proyecto. Se trata de un crecimiento sostenible como los que se han llevado en el área turística del municipio durante los últimos cuarenta años, y que permitirá a las próximas generaciones seguir disfrutando de este entorno privilegiado”.

Señaló el primer edil que “Ayala no pretende otra cosa que atraer a nuestro municipio a los equipos de polo y de otros deportes ecuestres, de manera que su implantación sería a lo largo de todo el año, y no sólo en los meses estivales coincidiendo con las competiciones. Estas minifincas serían algo así como sus bases permanentes en la zona, donde criar y entrenar a sus caballos, cuya alimentación se conseguiría de las explotaciones agrícolas situadas en estos mismos terrenos”.

Ayala

Ayala

“Del millón y medio de metros cuadrados objeto de este plan -explicó Ruiz Boix-, 940.000 se destinan a uso agropecuario, a cultivos de regadío y secano. Otros 430.000 metros cuadrados serían para uso ganadero, principalmente explotaciones de carácter equino. Y, finalmente, una muy pequeña porción para la construcción de establos y viviendas unifamiliares ligadas a estas minifincas, de tres hectáreas cada una”. “Para San Roque -indicó-, es importante este plan parcial porque supone avanzar en la idea del distrito equino, que queremos que la Junta de Andalucía comparta con nosotros, con el resto de los ayuntamientos afectados y, como no podía ser de otra manera, con las empresas de las que partió el proyecto, Santa María Polo y también Ayala”. “Si logramos la aprobación del distrito equino -añadió el alcalde-, conseguiremos atraer a la zona a los principales equipos mundiales de polo y de otros deportes equinos, como ocurre en zonas de Estados Unidos y Argentina. Esto supondría una importante fuente de riqueza y de creación de empleo, tan necesaria siempre y más en estos momentos de crisis por la Covid-19”.