• La organización quiere agradecer el esfuerzo y colaboración de numerosas entidades y personas físicas que han contribuido a sufragar la actividad del Banco de Alimentos durante la reciente crisis económica-sanitaria.

  • En especial, resaltar la figura y agradecer el mecenazgo del empresario linense Miguel Rodríguez, uno de los mayores benefactores de la entidad durante esta pandemia, con una ayuda superior a los 20.000 euros.

El Banco de Alimentos del Campo de Gibraltar ha sido una de las entidades más activas y con mayor grado implicación social de voluntariado a lo largo de los últimos meses, centrándose de manera especial y con mayor intensidad, en las familias más desfavorecidas a causa de la pandemia COVID-19 que ha azotado profundamente a la gran mayoría de países en los últimos meses.

Es por ello, que a través de este comunicado, la organización quiere mostrar su profundo agradecimiento a tantas personas y entidades privadas que han ayudado a soportar, especialmente durante las semanas más duras de lucha contra el coronavirus, toda la actividad y principales demandas de índole económica por las que ha atravesado el banco comarcal. De manera evidente, provocado por el forzoso cierre laboral de numerosas empresas y proveedores en la zona, una cuestión que además de mermar el suministro de bienes al Banco de Alimentos, ha multiplicado el número de usuarios que necesitaban de su atención y ayuda para sus familias en el día a día.

Por ello, una vez más, dar las gracias a todas y cada una de las personas que se han volcado en ayudar y colaborar con estas acciones tan trascendentales en la pasada primavera, a un amplio número de familias necesitadas. Bien a través de su dedicación y voluntariado o con donaciones, gracias a las que el Banco de Alimentos ha podido prestar asistencia en estos complejos meses.

Reconocimiento especial a Miguel Rodríguez

Pese a que no es su deseo y siempre que ha colaborado en acciones de índole solidaria ha querido mantenerse en un segundo plano y detrás de los focos; es casi una obligación por parte de esta organización reconocer y agradecer la importantísima aportación a la causa y ayuda prestada por el empresario linense Miguel Rodríguez, propietario de FESTINA GROUP, y uno de los mayores benefactores del banco durante los meses más duros de la pandemia.

Rodríguez, uno de los empresarios de mayor éxito internacional (con su reconocida firma relojera de LOTUS y FESTINA), lleva a gala y mantiene más vivos que nunca los estrechos lazos que le unen con esta Comarca, especialmente para salir en su auxilio en los momentos más determinantes.

El empresario linense respondió con la importante puja de 3.000 euros a la subasta organizada por el Banco de Alimentos del Campo de Gibraltar, que consistía en una pintura del artista algecireño Nicolás Ruiz de la Corte, durante el pasado mes de abril, con un precio de salida de 250 euros. Pero eso no es todo, a través de Festina Group el empresario también hizo llegar una donación por valor cercano a los 20.000 euros, una sobresaliente suma que ha sido vital para mantener la actividad del banco en el Campo de Gibraltar todas estas semanas. Por lo que su papel a nivel de mecenazgo y benefactor queda más que acreditado con esta entidad y sirva esta misiva como el mayor ejemplo de agradecimiento por ello.

Banco de Alimentos

Banco de Alimentos

Ejemplo de solidaridad e implicación 

Este tipo de respuesta y acción no es la primera, ni mucho menos, en el largo historial solidario que acumula Miguel Rodríguez en su compromiso con el Campo de Gibraltar. Aunque su personalidad y discreta manera de llevarlo a cabo muchas veces no muestre más que la punta del iceberg en sus donaciones y compromisos benéficos con sus vecinos.

Sólo caber recordar, a modo de ejemplo, que a finales del pasado mes de marzo y en pleno auge de la pandemia COVID-19, Miguel Rodríguez facilitó a través de sus contactos en el extranjero y su influencia empresarial, la donación de 100.000 test rápidos de detección de coronavirus al Servicio Andaluz de Salud. Precisamente, en los momentos más críticos y en los que el mercado internacional no contaba con suministros, y el personal no disponía del material adecuado para combatir los peores días en la curva de contagios.

Donaciones y colaboraciones con otras numerosas entidades comarcales como Cáritas, Hogar Betania, material saniario y numerosos proyectos en el Campo de Gibraltar le han hecho valedor de una reconocida fama y cariño por parte de todos los vecinos campogibraltareños y la región. Valores que le permitieron, entre otros reconocimientos a lo largo de los años, ser merecedor con todos los honores de la Medalla de Andalucía en el año 2018.

¡Gracias, esta pelea la ganamos entre todos!

Sin más, agradecer en nombre de todos los voluntarios y usuarios del Banco de Alimentos del Campo de Gibraltar la encomiable labor solidaria: tanto del empresario linense, como de todas aquellas personas y entidades que colaboran con la organización de manera operativa y necesaria para mantener su actividad.