• La comisión municipal sobre la COVID-19 estudia las diferentes medidas que se aplicarán en todo el litoral sanroqueño

La comisión municipal de seguimiento del coronavirus, en San Roque, mantuvo un encuentro, de forma telemática, para dar cuenta de los últimos datos sobre la pandemia en la localidad, en especial asuntos relacionados con las playas, al objeto de “tener una playa libre de Covid-19”.

El primer edil informó en la reunión tanto sobre los contratos de megafonía como los de instalación de cámaras que permitan conocer el estado de ocupación de la playa, así como la contratación por la Junta de 38 controladores o vigilantes de playas. El objetivo, según el alcalde es “tener una temporada de playas libre de Covid-19 y que podamos contar con un nuevo espacio de encuentro y de ocio entre los vecinos de San Roque y nuestros visitantes y con aquellas personas que están ayudando a reactivar la economía del municipio”.

Además, se valoraron todas las consideraciones de la fase 3, “donde ya se comparte el mando único con la Junta de Andalucía, y analizando cuestiones como la ampliación de mesas en las terrazas hasta un 75 %, y de otras cuestiones que afectan a los comercios y a los vecinos, como el uso de las mascarillas, que serán obligatorias si no se puede mantener la distancia social”. La reunión estuvo presidida por el alcalde de San Roque, Juan Carlos Ruiz Boix, y participó el teniente de alcalde de Salud, Juan Serván, el jefe de la Policía Local, una técnico de Asuntos Sociales y los portavoces de los grupos municipales.