El alcalde, Juan Carlos Ruiz Boix, ha reclamado que no sea necesaria la cuarentena para los habitantes de Gibraltar a la hora de entrar en España, al igual que sí se permite a los trabajadores transfronterizos cruzar la Verja cada día. Considera que esta medida no es comprensible cuando sí existe la posibilidad de visitar otras provincias andaluzas en la fase actual de la desescalada del confinamiento

Para Ruiz Boix, “desde las instituciones superiores se sigue sin conocer la realidad de la comarca y de las relaciones con Gibraltar. En su momento -recordó- aplaudimos la decisión del ministro principal de Gibraltar, Fabian Picardo, de incluir a los trabajadores transfronterizos en la ayuda de 1.100 libras, unos 1.200 euros. Una ayuda que siguen recibiendo los que no han podido recuperar la actividad laboral en el Peñón”.

“Por nuestra parte -señaló- lo que hacemos es tener confinados a los 30.000 habitantes de Gibraltar, quienes se relacionan día a día con los 8.000 trabajadores transfronterizos, porque para ellos sí es permeable la frontera”.

Explicó que “podemos relacionarnos con los habitantes de Almería o Huelva, porque existe movilidad entre provincias, pero no con los habitantes de Gibraltar, ni los yanitos con el Campo de Gibraltar. Entiendo que no puede tener la misma consideración que otras fronteras, en las que sea necesaria la cuarentena. Porque sabemos del bajo número de contagios que ha habido en el Peñón”.

“Pediría al Gobierno de España -indicó Ruiz Boix- y también al de la Comunidad Autónoma, al haber recobrado competencias” que tengan en cuenta que “las relaciones entre Gibraltar y la comarca son muy distintas a las que se tienen con otros países. Hay que impulsar las relaciones entre ambas partes, y no levantar una frontera como la de 1969”, concluyó.