• Entre las soluciones planteadas se encuentra la subida del greenfee hasta los cinco/diez euros, dependiendo de la procedencia del socio

Las limitaciones de movimientos que trae consigo la pandemia de coronavirus están afectando de manera muy negativa a la economía del Club de Golf La Cañada. Para evitar un déficit excesivo y, sobre todo, despidos de personal, Ayuntamiento y entidad han propuesto medidas que supondrán menos ingresos para el Consistorio y una elevación del coste de los greenfees para los socios. El alcalde, Juan Carlos Ruiz Boix, mantuvo un encuentro con el presidente del Club de Golf La Cañada, Ángel Gutiérrez, en la que analizaron la situación y estudiaron diferentes soluciones.

“Hemos visto -señaló el primer edil- las dificultades que la pandemia está provocando en la situación ya de por sí delicada que tenía la entidad. Llevan prácticamente dos meses de cierre y una reanudación lenta de la actividad, ya que ahora sólo pueden utilizar las instalaciones aficionados llegados de dentro de la provincia, especialmente los socios. Por lo tanto, no cuentan con los importantes ingresos del turismo extranjero”. Explicó que, en la actualidad, La Cañada cuenta con 24 empleados entre personal de mantenimiento y de gestión. “Todos -señaló Ruiz Boix- están en un ERTE y se vienen recuperando distintas actividades, con contratos al 50% en la mayoría de los casos”.

Torneo Damas, La Cañada Golf

Torneo Damas, La Cañada Golf (Foto: M. M.).

“Existe -admitió el primer edil- una dificultad para equilibrar las cuentas. Esperamos contar con el visto bueno de los socios para que, durante el tiempo que no se pueda contar con turismo internacional, poder elevar los precios de los greenfees. Los socios en la actualidad pagan un euro por greenfee. La propuesta es que, si son vecinos de San Roque, los socios abonen hasta cinco euros, lo que es una cuantía bastante asequible. Y si son socios procedentes de otros municipios, que el precio se eleve hasta diez euros”. El alcalde cree que “empresas vinculadas a la comarca podrían aportar financiación, y vamos a solicitar a la Diputación de Cádiz, a la Junta de Andalucía y al Gobierno de España que ayuden a la que fue la primera escuela municipal de golf del país y el primer campo de golf municipal”. “También se va a proponer al Pleno de la Corporación -añadió el regidor sanroqueño- que durante los tres próximos años no sea exigible al club que realice la inversión obligatoria en las instalaciones de al menos 60.000 euros anuales, una condición que está recogida en el artículo 17 del concierto entre la entidad y el Ayuntamiento”.

“Además -explicó- vamos a apoyar que haya bonificaciones en lo referente a tasas e impuestos municipales, principalmente del IBI. Y vamos a estudiar otras cuestiones como las relativas al agua, ya que es uno de los costes más elevados a los que tiene que enfrentarse el club”.