La flexibilización dispuesta por el Ministerio de Sanidad dentro del proceso de desescalada incluye la posibilidad de impartir clases colectivas en las escuelas de golf a cargo de los profesionales, cumpliendo en todo momento los protocolos establecidos.

Estos disponen de un máximo de 10 personas por grupo, respetando en todas las circunstancias el distanciamiento social y las medidas higiénico-sanitarias establecidas por las autoridades sanitarias y deportivas.

El protocolo determina, en su punto 5.5, que se debe garantizar la distancia de seguridad, que todos los elementos del área de prácticas deben ser higienizados periódicamente, que el pago de este servicio debe realizarse preferentemente por medios online (tarjeta u otros medios contactless), al tiempo que se insta a los profesionales de golf a seguir los protocolos de seguridad durante el desarrollo de su trabajo.

Se recuerda que los profesionales de golf tienen que poseer la titulación exigida para desarrollar su actividad y que los jugadores tienen que estar en posesión de la licencia de la RFEG en vigor.