Continúan avanzando las diferentes etapas hacia el desconfinamiento que convierte en un poco más cotidiana y habitual la rutina diaria. Con las prevalentes medidas de seguridad e higiene, poco a poco se va ampliando el cerco de actividades permitidas y de acciones que ya podemos retomar, con mayor relevancia, tras el inicio de la FASE 2 que arranca este lunes 25 de mayo.

De las principales medidas que ya se permiten se encuentra la de poder acudir a playas o piscinas aunque con evidentes restricciones como la distancia de seguridad (al menos 4 metros entre ejes de sombrillas) y durante un tramo de cuatro horas máximo al día, para evitar aglomeraciones. Aunque las medidas relativas a las playas recaen, en su mayoría, en administraciones regionales y municipales. PINCHA AQUÍ PARA CONOCER MÁS DETALLES.

Playa

Playa

Respecto a las franjas horarias (aspecto que no afecta a la zona del Valle del Guadiaro por densidad de población), se amplían los horarios de paseo y deporte siempre y cuando se respeten los tramos reservados a mayores de 70 años y personas de riesgo (10:00-12:00 y 19:00-20:00 h.).

Las reuniones (hasta ahora de 10) se amplían a quince personas, ya sean en domicilios, bares o zonas abiertas. Ya se puede salir del municipio para ir a comprar a otros puntos, segundas residencias o visitar a familiares y amigos sin abandonar la provincia, algo que hasta la FASE 3 (probablemente ya vencida, incluso), no estará permitido.

Regresan a la actividad las grandes superficies y centros comerciales, eso sí, no estará permitido el uso de zonas comunes o de recreo y debe garantizarse en todo momento la distancia de seguridad.

Los hoteles consiguen abrir sus zonas comunes, hasta ahora, cerradas durante la FASE 1 aunque con una obvia limitación de aforo. Caso parecido al que ocurre en restaurantes y bares que recuperan el uso del espacio interiores aunque sólo en mesas (nada de barra) y con la mitad del aforo.

Cines, teatros y monumentos reabren pero no se podrá superar la presencia de 50 personas al mismo tiempo (como máximo, si el espacio permite dicha aglomeración manteniendo las medidas de seguridad e higiene). Crece de 15 a 25 personas el máximo en velatorios, abren academias y autoescuelas y las instalaciones deportivas cubiertas y piscinas reinician la actividad con un 30% de aforo.