Uno de los episodios de la historia de Sotogrande que sus residentes guardan con más cariño es, sin duda, el del polo en la playa. Durante muchos años, este deporte se jugaba a orillas del mar. Aquellas canchas, situadas junto al club de playa El Cucurucho, eran, sin discusión, el punto de encuentro de las tardes de verano en Sotogrande. No se nos ocurre mejor forma de esperar la vuelta del polo a Sotogrande que recordando aquellas tardes.