El 25 de mayo es la fecha de apertura al baño de las playas en el Campo de Gibraltar, coincidiendo con el inicio de la denominada Segunda Fase de la desescalada. Una vuelta a la vida con matices recogidos en el Boletín Oficial del Estado y entre los que destaca la ya habitual distancia mínima de seguridad de dos metros o la imposibilidad de grupos superiores a quince personas.

Las playas de San Roque contarán, en este sentido, con un servicio de megafonía, una aplicación informática para comprobar la ocupación de las playas mediante cámaras y un plan de prevención de riesgos del covid-19 en las playas, según ha explicado su alcalde, Juan Carlos Ruiz Boix.La inversión en el servicio de Playas superará este año el millón de euros, lo que supondrá un incremento de más del 50% respecto al año pasado.