El consejero de Educación y Deporte, Javier Imbroda ha reiterado la decisión que había tomado Andalucía junto a la comunidad educativa de “no volver a la enseñanza presencial en este curso” y ha pedido protocolos “claros” para el próximo.

El titular de Educación ha explicado que en la sectorial “se ha acordado la creación de un grupo de trabajo entre el Ministerio y las comunidades autónomas que se va a poner en funcionamiento la próxima semana”.

“La incertidumbre diaria que vivimos no está en el sistema educativo, que ha demostrado una enorme capacidad de adaptación con el gran trabajo de nuestros docentes, alumnos y el apoyo de sus familias, la incertidumbre reside en una crisis sanitaria que nos obliga a estar preparados para afrontar distintos escenarios que cambian repentinamente”, ha manifestado Imbroda.

Ha destacado que en Andalucía “van a estar preparados ante cualquier cambio de escenario, toda vez que ha indicado que van a centrar sus esfuerzos en varios aspectos absolutamente prioritarios como la identificación concreta de los alumnos que no han tenido la posibilidad de continuar con el proceso de enseñanza-aprendizaje para poder establecer planes individualizados y que sean también los que tengan prioridad en el programa de refuerzo estival que vamos a poner en marcha en julio si las condiciones sanitarias nos lo permiten”.

Además, Imbroda ha añadido que la situación ha demostrado que “tenemos que hacer un esfuerzo importante en mejorar la dotación tecnológica de los centros educativos” y, en ese sentido, “acogemos con satisfacción el compromiso del Ministerio para facilitar los fondos necesarios”, ha subrayado.