El Gobierno andaluz pide al Ejecutivo central una rebaja del IVA turístico del diez al cuatro por ciento hasta final de 2020, teniendo en cuenta que es el sector más castigado en materia de empleo y económica por la crisis del coronavirus.

Así lo ha señalado el vicepresidente de la Junta y consejero de Turismo, Regeneración, Justicia y Administración Local, Juan Marín, ha explicado que si el precio de un producto o servicio turístico es más económico, el consumo se reactivará: «Si se va a tomar una cerveza, un vino, a comer o a alquilar algún producto turístico o alojarse en un hotel, si se le aplica el cuatro por ciento del IVA de forma temporal hasta final de año, un seis por ciento menos en el precio, la inmensa mayoría de los ciudadanos lo agradecería y provocaría un aumento del consumo», ha argumentado.

 Así, ha insistido en que no se trata de una bajada de impuestos sino una bajada del IVA para un sector específico como el turístico hasta final de año.

En este sentido, el consejero de Turismo ha recordado que el sector representa el 14 por ciento del empleo en la comunidad andaluza y contribuye con 22.800 millones al PIB andaluz.