Uno de los grandes pilares sobre los que se sustenta Sotogrande es la familia. Bajo este paraguas se orquestó la creación de esta urbanización y se creó ese concepto tan singular de estilo de vida que la define. Un ‘lifestyle’ que sigue imperando en la actualidad y que sitúa a Sotogrande entre los destinos más valorados por las grandes fortunas para vivir, veranear en familia y educar a sus hijos.

Solo hay que ojear el archivo histórico de Sotogrande (propiedad de Grupo HCP) para darse cuenta de la importancia que ha jugado el rol familiar en la urbanización desde sus orígenes. Un destino creado para albergar a un selecto grupo de familias y ofrecerles todos los ingredientes para disfrutar de la vida, los niños, el deporte y los amigos en un lugar seguro y aislado de lo mundano.

Un paraíso diseñado a medida en el que los más pequeños siempre han ocupado un lugar preferencial. Concursos de natación, atletismo, salto, carreras de sacos, teatro o tardes de polo y playa eran solo una pequeña parte de todo lo que encerraban los veranos en Sotogrande durante los años 60, 70 y 80. Hoy, la urbanización conserva algunas de aquellas tradiciones, a las que se han ido sumando nuevos atractivos , que no han hecho más que incrementar el valor de esta zona para los padres con niños.

Crecer en los valores del deporte

Entre os incontables propuestas  que ofrece Sotogrande a las familias, las relacionadas con los deportes más exclusivos son, sin duda, las más destacadas. La Escuela de Vela, situada en la Playa de los Catamaranes de Sotogrande, es uno de los principales puntos de encuentro y concentración de chicos y chicas cada verano desde hace generaciones en Sotogrande.

Otro de los deportes rey en Sotogrande es el golf y, ni que decir tiene, que la urbanización y sus alrededores cuentan con todo tipo de ofertas destinadas al fomento de este deporte entre los más pequeños. Las diferentes academias de golf instaladas en la zona [La Cañada, La Reserva Club, Alcaidesa Golf, San Roque Club, etc.]; trabajan, además de su actividad durante todo el año, diferentes campamentos y cursos de verano para disfrutar a tiempo completo de esta disciplina.

Lo mismo ocurre con los planes ecuestres. El caballo es parte fundamental de la vida en Sotogrande y en torno a él existen todo tipo de propuestas al más alto nivel tanto para los más pequeños como para sus mayores. Desde el prestigioso complejo hípico que alberga Dos Lunas en el vecino San Martín del Tesorillo;  las míticas instalaciones de Sotogrande Hípica, o las distintas ofertas educativas en torno al mundo del polo,  hasta el flamante proyecto puesto en marcha por Santa María Polo Club para fomentar la modalidad de salto.  Sotogrande es un auténtico paraíso para los amantes de los caballos y, sin duda, el lugar perfecto para despertar esa pasión entre los más pequeños de la casa.

Otro de los deportes al alza en la zona es el rugby. Concretamente, el Club Rugby del Estrecho aglutina en sus filas cerca de medio millar de jóvenes de toda la Comarca. Un deporte que cada vez tiene más arraigo en el Valle del Guadiaro y es el punto de referencia en rugby de todo el Campo de Gibraltar.

Referencia educativa en España

Sotogrande no es solo un destino vacacional al que acudir para pasarlo bien en familia. Cada año son más los padres que eligen esta urbanización para criar a sus hijos, entre otros motivos, por la alta calidad de la oferta educativa que ofrece la zona. Y es que, Sotogrande concentra, en pocos kilómetros, varios de los mejores centros educativos de todo el país, como el prestigioso colegio San José de Estepona o el Internacional de Sotogrande, entre otros.

Con una oferta educativa de tan alto nivel no es de extrañar que, cada curso sean más las familias con alto poder adquisitivo que eligen Sotogrande para asentarse y ofrecer a sus hijos la mejor formación, lejos de las grandes ciudades, con la seguridad de vivir en una urbanización privada, y la tranquilidad de poder ofrecer una inagotable batería de opciones para disfrutar de una vida sana en clave deportiva. El lugar perfecto para ejercitar cuerpo y mente desde pequeños. Un privilegio que solo podía encontrarse en  Sotogrande. Normal que sea el destino favorito de la jet set más familiar…

Este artículo fue publicado en la edición de primavera de La Revista de Sotogrande 2019, no te pierdas el resto de contenidos de este número: