El futuro del sector inmobiliario, tras la crisis del COVID-19

  • Diferentes estudios e informes del sector detallan que la compraventa no se vería afectada más de diez puntos e incluso, en ciudades importantes y destinos muy demandados y prestigiosos, apenas alcanzaría un 5-7%.

  •  Resaltar datos próximos, como que en el primer trimestre del año el precio sólo cayó en Andalucía un 1,67% y en 2019, Cádiz fue la séptima provincia que más incrementó su valor (5,46%).

  • Expertos de la materia aseguran que de sofocarse la crisis sanitaria a lo largo del mes de mayo, en junio habría una reactivación drástica en el sector. Algo que en el pero de los casos, se desplazaría al tercer trimestre del año.

 El sector de la compra y venta de propiedades es uno de los grandes motores económicos y pilares en el desarrollo de la rentabilidad financiera en Sotogrande y su área de influencia más cercana. En estos momentos es precisamente más importante nunca sondear de qué manera evoluciona el mercado y hacerse eco de estudios e informes de importantes portales del sector que controlan datos a gran escala y de otros puntos similares.

Sotogrande

Sotogrande

En este caso, de la mano de la prestigiosa asociación AEPSI, se analiza y realiza un balance de la crisis del Covid-19 y de su impacto en el mercado inmobiliario español. En este sentido, la organización prevé que el precio medio de la vivienda se contraiga una media de un 10% en España, en el peor de los escenarios, previsiblemente. Además, esta cifra podría ser incluso más baja, entre un 5-7%, si se pone en cuestión a destinos altamente demandados o exclusivos y ciudades muy importantes.

Se detalla en el informe que debido a la crisis, el mercado ha pasado a estar dominado por los compradores, especialmente aquellos con liquidez en estos momentos. Aseguran que el comprador nacional seguirá siendo protagonista, mientras que inversores extranjeros, mayoritariamente extracomunitarios, analizan la oferta en estos momentos en busca de buenas oportunidades de inversión. Y se atreve, con cautela, a vaticinar que a corto plazo, y en el caso de que la crisis sanitaria se sofoque en mayo, el mercado inmobiliario volvería a la normalidad en junio registrando una reactivación drástica de las operaciones. No obstante, en el peor de los escenarios, quedaría lastrado hasta mediados del tercer trimestre.

Por otra parte, una de las grandes amenazas que existen en estos momentos en el mercado es el impago de las rentas por parte de los inquilinos tanto de viviendas como de locales comerciales, una posibilidad que preocupa a los propietarios con poco margen de maniobra. Y es que alrededor del 90% de la oferta de alquiler en España pertenece a propietarios particulares, mientras que el 10% restante se reparte entre la Administración, fondos de inversión y grandes tenedores. La solución pasa por la negociación privada entre arrendadores y arrendatarios para evitar un bloqueo inmobiliario y judicial.

La Reserva de Sotogrande

La Reserva de Sotogrande

Medidas gubernamentales

Detallan que las medidas adoptadas desde el Gobierno sólo solucionan una parte del problema. Más allá de la moratorias del pago de hipotecas y alquileres aunque se precisarían medidas que supongan una inyección de liquidez inmediata a las empresas y trabajadores.

Datos más cercanos

En otro carácter, más cercano, de la mano del informe del portal especializado Pisos, conocemos algunos datos que dibujan que el precio la vivienda de segunda mano en Andalucía en marzo de 2020 tuvo un un descenso del -3,19% frente al mes de diciembre de 2019, el más intenso de España. Aunque interanualmente se ajustó un -1,67%. Mensualmente, bajó un -2,41%, el recorte más relevante del país. Andalucía fue la sexta autonomía más cara de España, por detrás de Baleares En cuanto a la vivienda de segunda mano en España, en marzo de 2020 registró una caída trimestral del -1,25%. De un año a otro, la bajada fue del -0,61%, mientras que el ajuste mensual fue del -0,89%. Trimestralmente, Sevilla (-2,74%) fue la segunda que más cayó de España.. En cuestión de precios, la provincia andaluza más cara fue Málaga , siendo la quinta en el ranking nacional.