• El Gobierno Central da una moratoria de 24 horas para establecer y aclarar aspectos dudosos y ambigüos del nuevo RD.

  • El texto que propone el Ejecutivo reduce los sectores en activo y expone que los trabajadores recuperarán el tiempo perdido en estos 8 días con horas sueltas a lo largo del resto del año.

Nuevos recortes a la musculatura laboral, a causa del COVID-19. El Real Decreto emitido por el Ejecutivo Central que preside Pedro Sánchez y publicado por el BOE al filo de la medianoche (apenas unos minutos antes del cambio del día), restringe aún más las el confinamiento de la población activa, reduciendo su desempeño únicamente al ejercicio de actividades puramente esenciales. Aunque debido a ciertas críticas recibidas, ambigüedades y aspectos ciertamente poco claros, el RD no entrará finalmente en vigor este lunes, 30 de marzo, y tendrá una moratoria de 24 horas más.

Pedro Sánchez

Pedro Sánchez

Básicamente, este Real Decreto del Gobierno cerca el desempeño de los trabajadores a funciones básicamente orientadas al sector alimentario y todo lo relacionado con el transporte de suministros y fábricas de primera necesidad. Por supuesto, personal sanitario y seguridad se mantiene en activo, así como las telecomunicaciones y el derecho a la información. Respecto a lo que atañe a la vida administrativa, legal y de asesorías, se reduce a circunstancias y labores de urgencia. Animando en todos estos casos al teletrabajo como primera alternativa en todos los sectores de la población.

Prácticamente el completo de los responsables autonómicos y los grupos de la oposición en el Congreso, criticaron durante toda la jornada la “falta de agilidad, ideas y la evidente improvisación”, del Gobierno Central a la hora de preparar el documento y definir el concepto de “actividades esenciales”. Ya que fue el propio presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, quién al mediodía del domingo exponía con cierta ambigüedad esta situación y determinaba que aquellos trabajadores que se vieran afectados por esta medida (que seguirían percibiendo su salario íntegro), recuperarían “paulatinamente y espaciado en el tiempo durante el resto del 2020, con horas sueltas semanales”, esta pérdida de tiempo en sus respectivas empresas (pactando el modelo y formato, trabajador y compañía).

Sin duda, una situación que hace pensar que por vivir nuevamente una dura semana de lucha contra la propagación del COVID-19.

Puede leer el documento al completo con sólo pinchar aquí.