Más de 4.000 mascarillas elaboradas por voluntarios están siendo repartidas para ayudar a frenar el coronavirus en nuestro entorno. Ya han sido entregadas en Hospital de la Línea, Arcgisa, la Policía Local o la Guardia Civil de San Roque. Hoy, está previsto que se lleven al personal de los comercios que permanecen abiertos con el estado de alarma, como tiendas de alimentación y farmacias.

El teniente de alcalde delegado de Patrimonio, Óscar Ledesma, explicó: “estamos entregando estas mascarillas que con tanta buena voluntad están realizando personas voluntarias. Unas comenzaron a hacerlas ya el mismo viernes, y otras se sumaron el domingo, cuando desde el Ayuntamiento pudimos poner a su disposición la materia prima necesaria. Hasta ahora se han hecho unas 4.000 mascarillas, y ya hemos procedido a entregarlas en dependencias municipales, así como en los dos puestos de la Guardia Civil del municipio (San Roque y Pueblo Nuevo)”.

“Se han entregado -señaló- en la Policía Local, en la Delegación de Obras y Servicios, en el mismo Ayuntamiento, ahora en Protección Civil… Y hoy se procederá a facilitar las mascarillas a los comercios que se encuentran abiertos en el municipio”, concluyó Ledesma.

El Ayuntamiento ha editado un cartel en el que se pide a las personas que quieran participar que contacten con el teléfono 661 49 63 87. También se explica que el Ayuntamiento aporta el material necesario así como las instrucciones pertinentes para realizar las mascarillas, incluyendo los patrones de corte.

Una vez cortada la tela, hay que coserla a máquina y planchar. En las instrucciones, que cuentan con vídeos explicativos para facilitar la tarea, se incluyen también las medidas de higiene pertinentes.

A continuación, el Consistorio envía personal propio para recoger en la puerta de cada voluntario las mascarillas ya terminadas para a continuación ser entregadas al Área Sanitaria, que se encarga de su esterilización. Este órgano administrativo decide qué uso podrá darse a este material en función de sus necesidades.