Es media mañana, el estómago empieza a rugir, y ya no recuerdas dónde quedó el café y las tostadas de la mañana. Es el momento del aperitivo, y te escapas unos minutos de lo que estás haciendo, para poder disfrutar de algunas de las maravillas que la gastronomía española nos puede ofrecer.

Un pincho de tortilla, una tapa de ensaladilla rusa o unos montaditos, se convierten en el mayor de los majares a esa hora tan alejada del desayuno, y nada cercana (al menos en sentimiento) al almuerzo. Pero, ¿son sanos estos aperitivos a media mañana?

Los especialistas no lo consideran muy correctos, y recomiendan quitar el hambre con otros alimentos que sean bajos en sal, ricos en cereales integrales, o frutas frescas, que mantienen los niveles de glucosa necesarios para afrontar el resto del día con energía.

Así que, si no quieres que lo de quedarte en casa se te vaya de las manos, ¡deja el picoteo para los fines de semana!