El Ayuntamiento de San Roque anunció que está en contacto con el Gobierno Central y la Junta de Andalucía para que trabajadores voluntarios, con materias primas adquiridas con fondos municipales, elaboren mascarillas homologadas que puedan utilizarse para combatir la epidemia de COVID-19. El alcalde, Juan Carlos Ruiz Boix, asegura que se podría superar el centenar de voluntarios entre personas con experiencia en el sector textil que residen en el municipio.

Mascarillas COVID-19

Mascarillas COVID-19

Ruiz Boix ha explicado que “con el claro ánimo de colaborar en esta situación difícil que vive nuestro país, nos hemos puesto en contacto con la Junta de Andalucía y con el Gobierno de España en los niveles administrativos provincial y autonómico para que nos permitan cooperar”. Su intención es reclutar “a un grupo de vecinos y vecinas que tengan experiencia y formación por haber trabajado en empresas textiles ubicadas anteriormente en Campamento y en la Estación de San Roque, así como a muchas alumnas y monitores de los talleres de corte y confección de la Universidad Popular”.

Para el alcalde, estas personas, todas ellas voluntarias, se podrían utilizar “para realizar mascarillas, tan necesarias en estos días, principalmente para servicios como la ayuda a domicilio, limpieza viaria o cualquier otra labor precisa”. “Lo que queremos -señala el alcalde- es que el producto final esté homologado y las mascarillas puedan ser útiles. Si nos aprueban la propuesta, el Ayuntamiento de San Roque se haría cargo de la adquisición de los materiales, de la materia prima, y estoy convencido de que podríamos superar el centenar de voluntarios, principalmente mujeres, quienes elaborarían desde sus domicilios centenares o incluso miles de mascarillas al día”, concluyó.