El Ministerio de Defensa de China ha anunciado el desarrollo de una vacuna que podría acabar con el coronavirus. Las autoridades chinas han aprobado realizar ensayos en humanos, por lo que el fin de este gran problema global podría estar hoy más cerca.

La vacuna ha sido creada según los estándares internacionales y desarrollada para llevar a cabo una producción a gran escala.

Mientras, tres nuevos productos utilizados en las pruebas de diagnóstico para detectar el coronavirus han sido aprobados y aplicados clínicamente en Shanghái.