Como una medida para prevenir la expansión del coronavirus, el Ayuntamiento de San Roque decide de suspender las actividades deportivas, entre otras las escuelas deportivas de base, desde el próximo lunes, día 16, hasta el 30 de marzo, como mínimo. Se trata de prevenir la aglomeración de público, en especial de niñas y niños, en instalaciones municipales, para que no se conviertan en un foco de contagio.

En ese sentido, la Delegación de Deportes de San Roque ha tomado medidas de excepción paralizando desde el lunes próximo, día 16 de marzo todos los eventos que se desarrollan en las instalaciones deportivas municipales como las escuelas deportivas de base y competiciones. Dichas medidas tienen el objetivo delimitar la propagación y el contagio por el coronavirus, según las recomendaciones del Ministerio de Sanidad, la Consejería de Salud y Familias y la Consejería de Educación y Deporte de la Junta de Andalucía. El Ayuntamiento de San Roque hace una llamada a la calma y a la responsabilidad de todos los ciudadanos.

Actos municipales

El Consistorio, igualmente, suspende los actos municipales en los que se prevea una asistencia multitudinaria para contribuir a frenar la expansión del coronavirus (COVID-19), y también se han tomado medidas destinadas a proteger principalmente a la población de mayor edad. A primera hora de hoy, viernes, las novedades son el cierre a partir del lunes de bibliotecas, y el cese de la actividad en la Universidad Popular y de las escuelas deportivas de base, así como los aplazamientos de los pregones del Costalero y de la Juventud Cofrade. Donde sea posible su cierre, se están clausurando los parques infantiles, y se recomienda no llevar a los pequeños a aquellos parques que no tengan vallado. Hay que recordar que desde el Ayuntamiento no se van a permitir concentraciones numerosas de personas en instalaciones municipales.

También se recomienda a los distintos colectivos y entidades que tengan previsto cualquier tipo de acto multitudinario en un futuro próximo, que se planteen la idoneidad de llevarlos a cabo en estos momentos. En este sentido, hay que apuntar que actos de carácter religioso previstos para este fin de semana también se han aplazado hasta la vuelta a la normalidad. Se trata del Pregón del Costalero, que iba a celebrarse en la noche de hoy, viernes, y el Pregón de la Juventud Cofrade, previsto inicialmente para el domingo.

Cartel coronavirus

Cartel coronavirus

Hay que recordar que actos como la Gala del Deportista Sanroqueño, prevista para hoy por la noche en el Teatro Juan Luis Galiardo; el mercadillo de los domingos en la zona de El Ejido; la exposición y la visita especial de la ruta de los búnkeres (16 a 27 de marzo); el concierto de Alfa Aurigae (día 19); el Taller de Empoderamiento que iba a impartir la experta Paloma Tosar en la sede de la Asociación de Mujeres La Charca (Torreguadiaro) el día 20; la visita arqueológica a Carteia (día 21); la I Degustación Gastronómica en la Plaza de Toros (días 20 y 21); y los Talleres del Museo (27 y 28) quedan suspendidos hasta que la situación sanitaria vuelva a la normalidad. En este sentido, el espectáculo ecuestre «El Arte de Andalucía a Caballo», de Carmelo Cuevas, que iba a realizarse mañana sábado en la Plaza de Toros, se ha fijado para el domingo 14 de junio a las 18.30 horas.

Por otro lado, y como medida para proteger a las personas mayores, se han restringido las visitas a la Residencia Municipal de Mayores a una persona por residente, al igual que a las viviendas tuteladas de la calle Málaga. Además, se suspenden las actividades de la Unidad de Estancia Diurna, los Talleres de Memoria y las actividades deportivas de mantenimiento para mayores. Finalmente, se ha procedido al cierre de los centros de día para la tercera edad que funcionan tanto en San Roque Casco como en barriadas.

En cualquier caso, se reitera desde el Ayuntamiento que no se trata de crear alarma innecesaria entre la población, sino que la medida se ha tomado como una forma de corresponsabilizarse ante la lucha que tiene que asumir toda la sociedad contra esta enfermedad. El mayor peligro, según los expertos, es para los grupos de riesgo, como personas de avanzada edad y con patologías previas. Para garantizar que los servicios sanitarios no se vean desbordados y puedan atender a estas personas de la manera que se merecen, es necesario tomar medidas para ralentizar el ritmo de la infección, como las suspensiones de actos aquí reseñadas.