La crisis del coronavirus atemoriza a Sotogrande. En las últimas horas, la urbanización ha registrado un gran aumento de población llegada de ciudades con gran número de contagio, como Madrid. Decenas de familias han decidido abandonar las grandes urbes y buscar refugio en sus casas de Sotogrande. Algo que ha despertado todas las alarmas en la Comarca, donde el miedo al contagio ha inundado en pocas horas todas esferas de la vida diaria.

Solo hay que acercarse a alguno de los supermercados que salpican los aledaños de Sotogrande para comprobar que la alarma social se ha disparado. Atascos, aparcamientos llenos, grandes colas con compras desmesuradas, estanterías vacías de productos,  y nerviosismo entre los habitantes son, solo, algunas de las primeras consecuencias que se están viviendo a causa de este gran aumento de ciudadanos procedentes, supuestamente, del foco del contagio.

En pocas horas, el Valle del Guadiaro ha pasado de un estado de total normalidad, a una situación de pánico. Al respecto, el alcalde de San Roque, Juan Carlos Ruiz Boix, ha puntualizado: “en mi petición de responsabilidad me dirijo a todos los vecinos de San Roque, pero también a las personas que vienen a una segunda residencia en nuestro municipio. Si en la Comunidad de Madrid no hay actividad en los colegios desde hace varios días, hay que entender que no son unas vacaciones estivales en las que podemos realizar todo tipo de actividades en exteriores, ni visitar bares, restaurantes y otros lugares cerrados. Les ruego que permanezcan en sus domicilios de origen. No es por ser alarmistas, pero sí realistas”.

El alcalde de San Roque ha detallado además de manera oficial  las distintas medidas que están tomando desde el Ayuntamiento para contribuir a frenar la expansión de la enfermedad. La última de ellas, decidida esta misma mañana, ha sido la de cerrar los parques infantiles que cuentan con vallado, y recomendar a las familias que no lleven a sus pequeños a los parques que carecen de cerramiento.

Ruiz Boix ha explicado que “ayer se constituyó una comisión de seguimiento municipal, en la que analizamos las instrucciones y recomendaciones del Gobierno de España y de la Junta de Andalucía para combatir la enfermedad. También acordamos que había que trasladar a la sociedad sanroqueña un mensaje muy claro de que hay que ser corresponsables, que todos nos tenemos que comprometer personalmente para frenar al coronavirus. Toda la ciudadanía -recalcó- debe mantener una higiene constante en las manos, lavándolas siete u ocho veces al día si es preciso, así como evitar en lo posible las salidas al exterior”.

En cuanto al cierre de centros educativos a partir del lunes, decidido anoche por la Junta de Andalucía, Ruiz Boix indica que “no debe entenderse como un periodo de vacaciones, en el que los niños se aglomeren en los parques infantiles. Y, ni mucho menos, acudir a lugares cerrados, como los cines. Es el momento ideal para hacer excursiones y actividades de senderismo en las que participen pocas personas. Este debe ser el objetivo de todos durante al menos dos semanas”.

El alcalde recuerda  que “la Organización Mundial de la Salud (OMS) ha declarado la pandemia global. Podemos pensar que las medidas adoptadas por los distintos gobiernos son acertadas o no. Pero lo importante en este momento es cumplir esas decisiones y no cuestionarlas”.