Alianza y consenso comarcal. Del Consejo de Alcaldes, reunidos en la sede de la Mancomunidad del Campo de Gibraltar, sale un mensaje claro por encima de todos: mantenerse unido y seguir una estrategia común ante el Brexit. El objetivo del Consejo será coordinar las estrategias que se van a llevar a cabo para que la salida del Reino Unido de la Unión Europea sea lo menos traumática posible para la comarca, que se ve influencia ante este hecho por Gibraltar.

Consejo Comarcal

Consejo Comarcal

“En la mesa técnica hay siete sillas, y únicamente un hueco para la comarca. Lo que sí vamos a solicitar es buscar otras fórmulas para que puedan participar todos los alcaldes y la forma es que los representantes de la Junta de Andalucía y del Gobierno de España vengan a reunirse en la zona”, explicó Juan Lozano, presidente del ente comarcal. Conscientes de la incertidumbre posterior al 31 de enero, el propio Lozano advirtió que la Comarca deberá convertirse”en un ‘lobby’ de presión para la Junta de Andalucía y el Gobierno de España para que, al margen de las buenas voluntades que hay, se conviertan en hechos y realidades y que las promesas se vean reflejadas en los distintos presupuestos”.

Juan Lozano insistió en que se están realizando ya las gestiones para que diferentes representantes de las administraciones públicas españolas implicadas en las negociaciones con Reino Unido sobre el Brexit se desplacen al Campo de Gibraltar para mantener reuniones con los alcaldes de los municipios, la Mancomunidad, y los agentes sociales y económicos de la comarca. Lozano solicitó aún más medidas para paliar los efectos negativos del brexit y que se ponga en marcha el Plan Integral para el Campo de Gibraltar, que espera que se vea reflejado en los próximos Presupuestos Generales del Estado.

Por su parte, Juan Carlos Ruiz Boix, alcalde de San Roque, aclaró tras el encuentro que es importante tener “una apuesta clara y decidida de corregir algunas de nuestras carencias y que tanto la Junta de Andalucía como el Gobierno de España presten una mayor atención a los 270 mil vecinos del Campo de Gibraltar”. Igualmente, al alcalde le preocupa “las dificultades que puedan existir desde el próximo 1 de febrero en cuanto al acceso a Gibraltar por parte de los más de diez mil trabajadores españoles y los extranjeros que trabajan allí, que no sabemos cual es el documento que van a tener que mostrar para poder acceder a la Roca, si el DNI o el pasaporte”.