La siguiente etapa engloba la ejecución y mejora de un tramo superior a los dos kilómetros de extensión, que se une al kilómetro reasfaltado en diciembre

Esta misma semana, dio comienzo la segunda etapa de las obras de reparación, asfaltado y rehabilitación de la A-2100, conocida como la Carretera de las Arenillas, que conecta Sotogrande con los municipios de Castellar (especialmente) y Jimena de la Frontera. Unos trabajos que tuvieron una primera fase a principios del mes de diciembre, con la ejecución de un tramo de un kilómetro (aproximadamente), y que ahora está proceso de llevarse a cabo en un intervalo superior a los 2 kilómetros. Concretamente, se en encuentra entre los kilómetros 7 y 8 los operarios autonómicos de Carreteras ejecutando la actuación.

Desde el grupo socialista, su portavoz en el Ayuntamiento de Castellar, especificó que se trata de “un compromiso del gobierno andaluz con Castellar y lo hemos reclamado y defendido. La carretera necesita una intervención urgente, se ha realizado una primer tramo de aproximadamente 1 km y ahora serán 2,3 los que se mejoren¨.

El Portavoz socialista quiso destacar que se trata de una actuación urgente, mientras llega la demandada intervención integral de la carretera y con esta actuación se paliará en parte la situación de la vía. Manifestó también su satisfacción a los vecinos que verán solventadas sus demandas ya que esta vía es utilizada diariamente por un elevado número de vehículos para acudir a sus puestos de trabajo.

La intervención en la A2100 tendrá como objetivo el arreglo del firme de aproximadamente 3,3 kilómetros. Ya se anunció que las obras se realizarían en base a dos contratos acogiéndose a los procedimientos administrativos establecidos en la nueva legislación de contratos con el sector públicos, uno de ellos ya fue realizado el pasado mes de diciembre y este segundo ya se encuentra en marcha. Esta es una de las grandes demandas cíclicas desde hace años en la zona.