El ministro de Asuntos Exteriores, Josep Borrell, hizo público su reserva al acuerdo de divorcio entre la Unión Europea y Reino Unido porque considera que falta “claridad jurídica” respecto a que cualquier relación futura entre el bloque y el territorio de Gibraltar deberá pasar primero por el consentimiento español. “La interpretación tiene que ser clara: la negociación sobre la relación futura de la Unión Europea y Reino Unido es distinta de la negociación sobre Gibraltar”, indicó Borrell a la prensa en Bruselas, en donde asiste a una reunión de ministros europeos, según recogen los enviados especiales y agencias de comunicación presentes.

Borrell detalló que el problema tiene que ver con el artículo 185 del Tratado de Salida, una disposición que apareció “de la noche a al mañana el pasado miércoles, y que España cree que no es suficientemente precisa. “Queremos que quede claro en la interpretación de ese texto de que las negociaciones entre Reino Unido y la Unión Europea no se aplican a Gibraltar, que lo que se negocia entre Reino Unido y la UE tiene un ámbito territorial que no incluye a Gibraltar”, matizó Borrell, para subrayar a continuación que el futuro de las relaciones con el Peñón se deben realizar “aparte”. El ministro Borrell, sin embargo, pidió no hablar de “veto” ni usar terminología “bélica” para describir las reservas de España y ha insistido en que el objetivo es que quede clara la “interpretación jurídica” de los textos.

Por su parte, desde el Gobierno de Gibraltar informaron que desde Downing Street les reiteraron que el borrador del Acuerdo de Salida “acordado incluye a Gibraltar”. El Ministro Principal del Gobierno de Gibraltar, Fabián Picardo, manifestó; “No resulta sorprendente ver que el Gobierno español plantea cuestiones en el último minuto. La posición adoptada hoy por el Gobierno español contribuye muy poco a construir la confianza y el crédito mutuos de cara al futuro. El lenguaje de los vetos y exclusiones debería ser un lenguaje del pasado. No tiene lugar en la Europa moderna de hoy en día, en un momento cuando tanto el Reino Unido como Gibraltar están intentando construir una nueva futura relación positiva con la UE”.

Acuerdo sobre el Brexit

Recordar, según defiende el propio Gobierno del Peñón, que el artículo 3(b) del Acuerdo de Salida deja claro que cualquier referencia al término “Reino Unido” incluirá a Gibraltar, en los mismos términos en que la legislación comunitaria aplicaba al Peñón antes de la entrada en vigor del Acuerdo. Esto conlleva, según los gibraltareños, que el uso del término “Reino Unido” implica la referencia también a Gibraltar. Es la misma fórmula que se ha utilizado para las Islas del Canal, la Isla de Man, las Bases Soberanas de Chipre y el resto de Territorios Británicos de Ultramar.

Además, el Gobierno de Gibraltar estuvo totalmente implicado de forma directa en las negociaciones, en cuanto que afectaban a Gibraltar. Resulta importante recordar que el Acuerdo de Salida, el Protocolo de Gibraltar e incluso los Memorándums tienen una duración limitada. Estos acuerdos finalizan el 31 de diciembre de 2020. El único ámbito que previsiblemente se mantendrá es el relativo a los derechos de los ciudadanos, que protege a los ciudadanos comunitarios en el Reino Unido y a los británicos en territorio de la UE.

El Ministro Principal, Fabián Picardo, comentó: “Este Protocolo no realiza absolutamente ninguna concesión en términos de soberanía, jurisdicción o control. Si así fuera, no lo habríamos aceptado. No existe ningún asunto de bilateralidad que pueda generar preocupación. Gibraltar, en el marco de la UE, siempre ha estado incluido en la definición del Reino Unido como Estado miembro. Este es un motivo importante para nuestra inclusión en el Periodo de Transición propuesto y la definición del Reino Unido en el Acuerdo de Salida. No hay nada que pueda poner en peligro de alguna forma nuestra postura sobre asuntos clave. Realizaré una declaración parlamentaria para explicar los detalles del Protocolo y los Memorándums de Entendimiento la semana que viene. Para mí es satisfactorio que los aspectos relacionados con Gibraltar de la propuesta de Acuerdo de Salida sean funcionales para nosotros. Quedan por publicar muchos más documentos para poder analizar y comprender adecuadamente todas las partes del Protocolo y sus efectos en Gibraltar”.