Las mejoras no se detienten. En un siguiente paso en el desarrollo del plan de renovación de infraestructuras por parte del Puerto de Sotogrande, se llevó a cabo una importante inversión para la sustitución de las casetas de tomas electricas en el Muelle de Ribera, localización en la que se suelen encontrar atracados los yates de mayor eslora.

Las casetas existentes fueron sido sustituidas por torretas de tomas para conexión a la red eléctrica de los grandes barcos, realizadas con materiales de calidad marina y alta resistencia, diseñadas y fabricadas específicamente para nuestra marina con los más altos estándares técnicos. Todas las torretas han sido dotadas con contadores eléctricos inteligentes telegestionados y conectado a la red de este tipo de sistemas ya instalada en el puerto deportivo.

A la vez, se ha dotado a la zona con un nuevo paseo que bordea el muelle sustituyendo el hormingón existente por un composite de gran duración con aspecto de madera lo que da a la zona un aspecto visual más agradable propiciando el paseo y un mejor acceso a nuestros usuarios y visitantes.