Operarios de la delegación de Obras y Servicios iniciaron el plan de choque para la limpieza de cañas de las playas del municipio, proceso que se espera tarde algunos días, dado el gran número de cañas existente en las playas procedentes de los ríos. El teniente de alcalde de este departamento, José Antonio Rojas, destacó que “viendo la cantidad tan grande de cañas que hay en la playa después de las grandes lluvias de este fin de semana, utilizamos una pala que se acopla a un tractor y que adquirimos a primeros de año, con lo que la rapidez de la recogida es muy grande”.

Estos trabajos, fundamentalmente en la zona de Torreguadiaro, se suman a los que se vienen realizado de mantenimiento desde la finalización de la temporada estival. Estas lluvias depositaron en las playas un elevado volumen de cañas, arrastradas por el mar en los 11 kilómetros de playa del litoral de levante sanroqueño. Incluso, durante el fin de semana, la Policía Local llegó a advertir de la posibilidad de desbordamientos en el vecino municipio de Tesorillo, además de que se había constatado que, a la altura del Puente de Hierro, el río Guadiaro bajaba con mucha agua y con cañas, si bien la desembocadura en Sotogrande permanecía limpia.