El delegado de Fomento y Vivienda en Cádiz , Federico Fernández, mantuvo un encuentro con el alcalde de Jimena de la Frontera, Francisco Gómez, y con Jesús Fernández, en representación de San José del Tesorillo, para analizar la solución de los problemas que afectan a las carreteras autonómicas de la zona. En concreto, se abordó la realización de un estudio sobre la inundabilidad y detectar dónde actuar con mayor atención cuando las inclemencias meteorológicas afecten a las vías de la red autonómica en este territorio.

Este estudio especializado de ingeniería precede al proyecto que se realizará posteriormente, centrado en la elevación de rasante de la vía, y sus conclusiones servirán para actuar con detalle en los tramos de carretera que suelen verse afectados cuando hay fuertes lluvias.

Las vías de la red autonómica A-2101, A-2102 y A-405, que afectan a poblaciones como las de Jimena y San Martín del Tesorillo, entre otras, son carreteras en las que esta Consejería ya ha acometido actuaciones y tiene previstas otras para mejorar aspectos referidos a la seguridad vial y al buen estado de las infraestructuras. Entre otros trabajos, se han acometido labores de seguridad vial para mejorar la adherencia en varias curvas de la carretera A-405, utilizando un novedoso sistema que permite una mejor adherencia superficial de los vehículos a la carretera incrementando el coeficiente de rozamiento transversal mediante inyección de agua a presión.