Pasar todo el día fuera de casa y que la batería de nuestro teléfono móvil no se agote, se convierten en dos tareas que difícilmente pueden ir de la mano.

Si notas que la batería de tu dispositivo móvil se consume a una mayor velocidad que antes, no te extrañes, ya que esto le ocurre a la mayor parte de la población. Y es que hay una gran cantidad de factores que afectan a la vida de las baterías de estos dispositivos.

Las características de las aplicaciones que tenemos instaladas, las condiciones ambientales a las que exponemos nuestros dispositivos o que el teléfono sea de una antigüedad considerable, se convierten en importantes factores que afectan a la longitud de vida de las baterías.

Algunos consejos que podemos tener en cuenta para aprovechar al máximo la batería, y conseguir que dure el mayor tiempo posible, son los siguientes:

  1. Mirar menos el dispositivo y reducir el brillo de la pantalla es esencial, ya que es esta la parte del teléfono móvil que más energía consume.
  2. Alejarse de las altas temperaturas, ya que el calor afecta de manera considerable a la vida de las baterías.
  3. Reducir el uso de las aplicaciones que más energía consumen. En la mayor parte de los dispositivos podemos controlar a través de los ajustes que cantidad de batería consumen cada una de las aplicaciones instaladas, y a partir de ahí controlar el gasto de cada una de ellas.
  4. Desactivar la geolocalización cuando no estamos haciendo uso de ella. Muchas aplicaciones hacen uso del GPS para obtener información sobre nosotros, y en muchas ocasiones no es necesario tenerlo activado.
  5. Conectarnos a una red wifi al llegar a casa o al trabajo y desactivar los datos, también se convierte en una opción para reducir el gasto de batería, y alargar la vida de estas.